Fiesta en un club de rugby terminó en una brutal pelea

Ocurrió en la fiesta de Navidad del Monte Grande Rugby Club. Se habrían enfrentado jugadores del Lomas Athletic Club contra los del Club San Albano.

Una fiesta de Navidad en la localidad de Esteban Echeverría terminó de la peor manera. La pelea ocurrió a la salida del evento organizado por el Monte Grande Rugby Club, en la que varios jóvenes se trenzaron a los empujones y golpes de puño. Uno de ellos cayó inconsciente sobre el asfalto tras recibir un puñetazo en la cara.

Ocurrió en la madrugada del martes cuando en la fiesta realizada en el predio del club, ubicado sobre la calle Pedro Dreyer al 3300, en la localidad de Canning.  Se habrían enfrentado jugadores del Lomas Athletic Club contra los del Club San Albano.

En la salida del predio, varios jóvenes empezaron a empujarse y protagonizaron el enfrentamiento, que se viralizó rápidamente en las redes. El evento convocó a cientos de personas.

En medio de los empujones y las corridas, un joven recibió, de espaldas, un golpe de puño en la cabeza y se desplomó. El herido quedó tendido en la calle tras perder el conocimiento. Luego, fue atendido por los médicos del lugar y trasladado a un centro médico de la zona.

El descargo del club

Tras la viralización de la pelea, desde MGRC emitieron un comunicado y aseguraron que “se tomaron todos los recaudos necesarios para que la fiesta se desarrollase con normalidad. A tal efecto, se contrató una reconocida empresa de seguridad privada, que proveyó ciento sesenta vigiladores en el predio, distribuyó su personal en el perímetro, custodió accesos, ámbito de la fiesta y estacionamientos, como también la agencia requirió el auxilio de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que destacó patrulleros y efectivos para prevención y control en las adyacencias del Club. Al mismo tiempo, se contrató un servicio de emergencias médicas, con tres ambulancias, cinco profesionales médicos, con acceso y egreso exclusivo para este servicio”.

Además, aseguraron que “la fiesta transcurrió con normalidad” y “no hubo incidentes significativos en el ámbito del evento”. “Pequeños conatos de reyerta fueron rápidamente controlados por el personal de seguridad”, añadieron y destacaron que el evento se hace desde hace seis años sin ningún problema.

Asimismo, apuntaron que “ese hecho aislado, se desarrolló fuera de las instalaciones del Club, y, como puede advertirse en el video que tomó estado público, la Policía de la Provincia de Buenos Aires intervino de inmediato con personal y móviles afectados al operativo de seguridad, y el joven agredido fue trasladado, sin solución de continuidad, al Hospital local”, de donde “se retiró con sus padres pocas horas después”.

Previo El Sub 20 sigue con su preparación
Siguiente Caso Ávalos: Perpetua para Lomeña y cuatro años para Olivera