Organismos de DD.HH. piden “unidad en la lucha”

Madres de Plaza de Mayo, Correpi e HIJOS Zona Sur hicieron un balance del 2018 y plantearon sus expectativas para este año.

Referentes de organismos de Derechos Humanos coincidieron en hacer un balance negativo del 2018. “Profundización de la política represiva”, “legalización del gatillo fácil” y “domiciliarias a los genocidas”, son algunos de los puntos más polémicos sobre los que hicieron eje. En ese marco, pidieron por “la unidad en la lucha” para este año.

“Fue un año de muchos retrocesos en materia de Derechos Humanos, con la profundización del ajuste y de las políticas represivas por parte del Gobierno, que no quiere que el pueblo salga a la calle”, expresó la referente de Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, quien pidió para que durante este año “los organismos se unan para decirle al Gobierno que el pueblo no quiere más violencia”. “El hambre y no tener trabajo también es violencia”, remarcó.

En el 2018, el Gobierno oficializó un nuevo reglamento para el uso de armas de fuego de la fuerza que fue muy criticada por los organismos porque consideraron que se trataba de “legalizar el gatillo fácil”. Así lo advirtió Facundo Merlan Rey, referente de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), en diálogo con Info Región. Consideró que fue “una decisión de la ministra (Patricia) Bullrich entre gallos y medianoche de cara al G20, que trataba de la implementación de lo que venía ocurriendo a partir del caso Chocobar”.

“La única forma de frenar esto es con la mayor y la más amplia unidad en las calles con las organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos”, aseguró, proyectando un año de lucha.

Por su parte, desde la agrupación H.I.J.O.S Zona Sur, la referente Juana Eva Campero, se refirió a “los alrededor de 2 mil casos de genocidas que fueron beneficiados con domiciliaria o excarcelados”. “Tuvimos que volver a decirle a los vecinos que cerca de su casa vivía un asesino”, remarcó en relación a los escraches que realizó el grupo para visibilizar los casos de condenados por delitos de lesa humanidad que fueron beneficiados con la prisión domiciliaria.

Por otro lado, valoró que “pese al año difícil, se pudo revertir el proyecto del 2×1”. “Esperemos que este año se puedan agilizar los juicios, que se respeten los espacios y sitios para la memoria con políticas públicas acordes”, concluyó.

Previo Un hombre baleó a un delincuente en Lanús
Siguiente Gray calificó de  “inadminisible” el ajuste al bolsillo de los vecinos