Cerró la ex Nidera en Valentín Alsina: 200 trabajadores en la calle

La empresa señaló que la industria de la de refinación de aceites se ha visto afectada por una importante baja en la demanda a nivel local y condiciones desfavorables del mercado.

Después de un 2018 complicado con muchos conflictos laborales en la Región, este año arrancó con el cierre de una fábrica en Valentín Alsina. La empresa Cofco (ex Nidera) decidió cerrar la planta ubicada en el partido de Lanús y 200 trabajadores quedaron en la calle.

Cofco, una de las multinacionales alimentarias más grandes del mundo, que disputa en Argentina el liderazgo en referencia a exportaciones agrícolas, informó que decidieron dejar de participar en el negocio de la refinación, fraccionamiento y distribución de aceite, que era lo que se realizaba en Carlos Pellegrini 4370 de Valentín Alsina, para la marca de aceite Legítimo.  Desde ahora, indicaron, Cofco se enfocará en “el origen, procesamiento de semillas oleaginosas, y la comercialización de cereales y productos derivados de la molienda de soja y girasol, cuyo principal destino es la exportación”.

“La industria de la de refinación de aceites se ha visto afectada por una importante baja en la demanda a nivel local, condiciones desfavorables del mercado y una creciente capacidad ociosa de la industria”, explicaron desde la empresa. “La compañía ha comunicado esta decisión a sus 195 empleados, así como a las autoridades locales, provinciales y nacionales, a quienes se les ha asegurado que se cumplirán con todas las obligaciones que exige la ley en estos casos. Del mismo modo se ha contemplado ofrecer a algunos empleados la reasignación de tareas a otras plantas, cuando la distancia entre sus domicilios y aquellas, lo permitan”, indicaron.

En diálogo con Info Región, el secretario general adjunto de la Federación Nacional de Aceiteros y Desmotadores, Ezequiel Roldán, explicó que el Ministerio de Trabajo bonaerense dictó la conciliación obligatoria por 15 días, aunque sin retomar los puestos de trabajo, por lo que el panorama a futuro “es realmente muy complicado”. “Se retrotraen los despidos a través de la conciliación obligatoria pero los trabajadores no pueden ingresar a las plantas a realizar sus tareas”, señaló Roldán.

“Desde hace tiempo vemos como vienen atacando a los trabajadores y el Gobierno es cómplice de esto”, advirtió el dirigente sindical, y remarcó que a raíz del despidos es posible que se “agudicen las protestas”. “Es posible que esto pueda llegar a un paro nacional para ver si responde el Gobierno. La industria del aceite es una de las que principalmente permite el ingreso de dólares al país y vamos a ver que hacen si empieza a faltar”, sentenció.

Previo "Construir la unidad con todos los sectores es fundamental"
Siguiente Faurie criticó la asunción de Nicolás Maduro en Venezuela