Brown trabaja para aprovechar “la última chance”

Pablo Vico anticipó el duelo del domingo ante Nueva Chicago en el que el Tricolor buscará meterse en el Reducido. “Lo tomamos como una final”, remarcó.

Brown de Adrogué se prepara en una semana clave para su aspiración de luchar por el ascenso. El domingo, desde las 15, estará obligado a vencer a Nueva Chicago y esperar algunos resultados para ingresar al Reducido.

En ese sentido, el entrenador Pablo Vico, en diálogo con Info Región, apuntó que vive “como una final” el duelo del domingo ante el conjunto de Mataderos.

“Sabemos que es la última chance que tenemos. Lo que más me duele es que llegamos al partido sin depender de nosotros, ya que tenemos que ganar y esperar a otro resultado, pero somos conscientes de lo que nos jugamos”, recalcó el técnico.

Así llega

El conjunto de Adrogué había alcanzado cinco encuentros sin conocer la derrota, con cuatro victorias y un empate. Sin embargo, en las últimas dos jornadas, ante Sarmiento y Ferro, no pudo rescatar ninguna unidad y salió de los nueve primeros de la Primera B Nacional. “Hoy por hoy las cosas no nos están saliendo de la mejor manera y eso comprometió nuestras aspiraciones para entrar al Reducido”, reconoció Vico.

“Con Ferro generamos cuatro o cinco situaciones en las que pudimos haber abierto el marcador pero no se pudo. Desgraciadamente, no estamos finos en la definición”, analizó el entrenador.

Y agregó: “Sarmiento nos gana un partido que en los primeros 25 minutos fue mejor, abrió el marcador, pero después todo el partido fue de Brown. Ante la ansiedad y necesidad nuestra para aprovechar lo que generaste, quedamos mal parados y nos convirtieron. Fue un partido difícil”.

El partido

De cara al compromiso ante el Torito, Vico imagina “un compromiso abierto” ya que ambos equipos van “a tener la obligación de salir a buscarlo”.

“A nosotros no nos va a convenir especular. Lo que tenemos que tratar es de manejar esa ansiedad para que no quedar mal parados. Tenemos que ser inteligentes tanto para atacar como para defender. Los primeros 30 minutos serán claves”, subrayó el entrenador.

En tanto, el técnico hizo hincapié en el trabajo anual de Brown, apoyándose en “el poco recambio” con el que cuenta a pesar de la “muy buena campaña” que lleva el equipo.

Nos dolería no entrar al Reducido. Formamos un buen plantel con una base de jugadores grandes. Más que un equipo, es una familia”, señaló.

Finalmente, el entrenador se refirió a los arbitrajes y apuntó que espera “una completa honestidad” para el domingo. “No quiero que suceda lo que nos pasó con Temperley o con Quilmes. Así se nos hace difícil”, concluyó.

Previo En Fiorito, la Policía Local inauguró un comedor
Siguiente El relato de la prima de Yésica Noguera: “Siempre tenía moretones”