Caso Pérez Volpin: la instrumentadora complicó a la anestesista y al endoscopista

Miriam Eliana Frías declaró durante casi dos horas en el juicio y no recordó detalles claves que sustenten las versiones de los acusados o sus peritos de parte.

La instrumentadora quirúrgica que participó desde el inicio en el procedimiento en el que murió la periodista Débora Pérez Volpin el 6 de febrero de 2018 en el sanatorio La Trinidad de Palermo complicó al endoscopista y a la anestesista al no recordar detalles claves que sustentan las versiones de los acusados o sus peritos de parte.

Miriam Eliana Frías, la instrumentadora que fue la única persona que estuvo desde el inicio del procedimiento junto al endoscopista Diego Bialolenkier y la anestesista Nélida Inés Puente, declaró durante casi dos horas ante el Tribunal en la causa donde los profesionales médicos están acusados de “homicidio culposo” por la muerte de la periodista y legisladora porteña.

Frías, quien cursa un embarazo avanzado, dio en su declaración su versión de lo ocurrido ese día en el quirófano número 6 del sanatorio, al decir que cuando el procedimiento se desarrollaba con normalidad “algo sucede con la paciente”, y Puente y Bialolenkier le ordenan “llamar urgente a la cardióloga”.

“¡¿Qué pasó, qué pasó?!; ¡llamá a la cardióloga urgente!”, contó que le ordenaron repentinamente la anestesista y el endoscopista, pero no recordó que “haya pasado algo” en el procedimiento, en un momento que, estimó, habrían transcurridos “diez o quince minutos de iniciado el estudio”.

“Fue todo tan rápido que no sé si sonó o no una alarma”, afirmó esta testigo clave, quien en distintas ocasiones dijo no recordar detalles que resultan vitales en las versiones ofrecidas por Puente, quien prestó una extensa declaración indagatoria el lunes, como por los peritos de parte del endoscopista que apuntaron contra la anestesista.

Previo El dólar continúa en alza
Siguiente Vidal visitó Berazategui y se reunió con productoras agrícolas