Se acentúa la crisis: siguen cerrando locales en Lomas

Los más afectados son aquellos que se dedican a la venta de indumentaria. Uno de los comerciantes alertó que debe pagar 70 mil pesos de luz, sumado al alquiler y otros gastos.

A cada paso hay una persiana metálica baja. La sensación es que los cierres continúan y la situación se acentúa a medida que pasan las semanas. Comerciantes renuevan sus quejas y advierten que “se hace imposible” mantener un local con facturas de servicios de 70 mil pesos.

La peatonal de Lomas de Zamora, Laprida, muestra algunos espacios vacíos. y algunos llaman poderosamente la atención: es el caso del local que ocupaba la perfumería Simplicity, una cadena que tienen decenas de bocas en el país.

La peatonal muestra un movimiento más atenuado, en comparación con las vacaciones de invierno de hace algunos años. Y esto deriva en una reducción del volumen de venta, que influye negativamente en las arcas de los comerciantes que enfrentan suba de tarifas y de alquileres, entre otras cuestiones.

En la tercera cuadra de la peatonal hay 41 locales y apenas uno cerrado, era una disquería; en la cuarta siguiente son 37 los espacios comerciales de los cuales tres han cerrado sus puertas: Uno de ellos es Simplicity, pero también bajaron sus persianas uno dedicado a los créditos personales y el de indumentaria Ave Fénix.

En las galerías, la situación se repite. En Oliver son tres los que ya no atienden al público y vaciaron las vidrieras: uno dedicado al calzado (Mandarina) y dos de indumentaria (Snow Ball y 476 Street). En la galería El Aljibe también hay espacios vacíos: el último cierre fue el del comercio dedicado a la venta de ropa femenina Valkiria.

Claudio, dueño de Disparate, dialogó con Info Región y graficó lo difícil que es seguir. “A partir del 2015 las ventas comenzaron a bajar y el año más grave fue el año pasado. Con la devaluación, la gente empezó a cuidar su plata y lo que menos compraba es la ropa”, precisó el hombre que tiene un local de indumentaria de chicos y chicas.

Comentó que su realidad es la misma que afrontan otros comerciantes: tarifas muy altas, alquileres que aumentan por semestre y caída en las ventas, un combo explosivo. “Este mes me vino 70.000 pesos de luz, es imposible pagarlo”, alertó. Señaló que hizo hasta lo imposible por reducir el consumo, pero las tarifas no bajan: “Tengo luces bajo consumo pero de todas formas la luz no baja. A eso se le suma que cada seis meses el alquiler aumenta y los gastos del local son cada vez más grandes”, advirtió.

Ante la consulta de este medio, en distintos comercios de la zona céntrica de Lomas de Zamora, comerciantes repiten: “La gente no tiene trabajo, no tiene plata que gastar y las ventas empezaron a bajar”. El programa Ahora 12 (que ahora permite comprar en 3, 6, 9, 12 y 18 cuotas sin interés o con muy bajo interés) permite que la esperanza vuelva, pero comerciantes señalan que “muchas veces, la gente quiere gastar pero la tarjeta sale denegada o que no tiene fondos suficientes”.

El titular de la Cámara de Comercio de Lomas de Zamora , Alberto Kahale,  aseguró que “las ventas con tarjeta de crédito aumentaron” por las facilidades, pero coincide en que junio fue un muy mal mes para ellos. “Se vendió menos que el año pasado”, apuntó.

Consideró que “si no cambia el rumbo económico, la crisis del sector se va a acentuar”. Y precisó que los rubros más afectados son “textil” y “calzado”, mientras que el tercer puesto varía según la época del año y la situación. “Hubo tiempos en  que los electrodomésticos estaban baratos; hace seis meses se vendían bien pero hoy cuesta”, apuntó.

Respecto a los gastos que debe afrontar una persona que quiere tener un local, Kahale planteó: “Si no vendés, es caro todo”. De esta forma respondió a la consulta de Info Región sobre la suba en los precios de los alquileres. “Es caro todo: la gente cobra su sueldo y tras pagar la luz, el agua y el gas, se queda sin dinero para consumir”, concuyó.

Previo Banfield visita Sarandí en su arranque en la Superliga
Siguiente Arranque gris y con probabilidad de lloviznas