Protesta de trabajadores de Canale en Banfield

Se movilizaron para reclamar por sueldos adeudados. También denuncian la "precarización" de las condiciones laborales.

Trabajadores de la fábrica Canale de Llavallol se movilizaron este jueves a la sede del Ministerio de Trabajo, en Banfield, para denunciar que no cobran sus sueldos desde hace dos meses y que las condiciones de trabajo “son cada vez peores”.

La protesta se realizó alrededor de las 11 y mientras los operarios de la planta cortaron el tránsito en el cruce de la avenida Hipólito Yrigoyen y Vieytes, los delegados se reunieron con representantes del Ministerio y de la UOM pero no asistieron integrantes del grupo Canale, propietaria de la fábrica.

Según indicaron los trabajadores a Info Región, los administradores sostienen que no cuentan con los recursos económicos para depositar los salarios adeudados. “Negamos rotundamente la crisis que dicen que están pasando porque no la pueden probar”, enfatizó Cristian Gómez, uno de los operarios de la empresa ubicada en Santa Catalina y Piedrabuena, que estuvo presente en la protesta.

Además de la fábrica de Llavallol, el grupo propietario cuenta con otras plantas en Mendoza y Catamarca, razón por la cual los empleados niegan rotundamente la versión de “crisis”.

“Es una excusa, porque mientras hablan de crisis, en lo que tiene que ver con alimentos, el grupo sigue exportando”, expresó Gómez y recalcó que “nunca presentaron el libro contable que les pide el Ministerio”.

“Hace siete años que venimos siendo golpeados por la empresa. Siempre se atrasan con la plata del mes y la remamos siempre pero ahora la situación se hizo insostenible”, añadió.

canale1200El conflicto

A principios de 2017, la fábrica estuvo a punto de cerrar, aunque después de meses de incertidumbre, la situación repuntó y los empleados pudieron mantener sus puestos de trabajo. Sin embargo, durante este año, con pagos atrasados, volvieron los fantasmas de tiempos anteriores.

Además, advierten que las condiciones para trabajar “empeoraron”. “Hoy venimos acá, a visibilizar nuestra causa y a hacerles saber a los del Ministerio que estamos porque lamentablemente sabemos que están a favor de la empresa y juegan para ellos”, completó Gómez.

Apoyo

Durante la movilización, que contó con el apoyo de familiares y allegados de los trabajadores, estuvo presente también un ex delegado de la planta metalúrgica Stockl de Burzaco, Juan Rocha.

“En nuestro caso lamentablemente ya no hay vuelta atrás porque la fábrica cerró y nos despidió a todos. Después de meses que fueron muy desgastantes para todos nosotros, la mayoría de los compañeros optó por dar vuelta la página porque tenemos familias a las que mantener”, señaló.