Una mañana signada por el temor

Evacuaron el hospital Álvarez, hallaron un “objeto sospechoso” en la Embajada de los EE.UU. y descubrieron dos granadas en el ferrocarril San Martín.

Cuatro hechos encendieron la alarma este martes. El hallazgo de un “objeto sospechoso” en un edificio diplomático, granadas debajo de una formación ferroviaria y un hospital evacuado fueron tres hechos que se registraron con escasos minutos de diferencia.

Médicos y pacientes  del Hospital General de Agudos Dr. Teodoro Alvarez, ubicado en la calle Aranguren al 2700 del barrio porteño de Flores, fue evacuado esta mañana por una amenaza de bomba.

A este hecho se sumó la sospecha que despertó un objeto en la Embajada de los Estados Unidos, ubicada en la avenida Colombia 4300 de Palermo. El edificio también fue evacuado mientras trabajaban efectivos de la División Explosivos de la Policía Federal, que determinaron que el objeto “no representaba amenaza alguna”.

“Durante una revisión de rutina llevada a cabo en las instalaciones de la embajada se identificó un objeto sospechoso. Al inspeccionar el objeto se determinó que no representaba amenaza alguna. Nunca hubo peligro”, indicó la embajada en su cuenta oficial de Twitter.

Al menos unas 2.000 personas fueron evacuadas, además, en el microcentro porteño por una amenaza de bomba en la casa matriz del banco Galicia.

Finalmente, el servicio del Ferrocarril San Martín sufrió demoras y cancelaciones debido al hallazgo de dos granadas en desuso en los talleres ubicados en la localidad bonaerense de José C. Paz. Los especialistas en explosivos determinaron que eran obsoletas.

La tensión se incrementa por la proximidad de la cumbre de líderes del G20, que se desarrollará entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre en Capital Federal.  “Habrá muchas zonas vedadas porque las medidas de seguridad son muy fuertes y las decisiones para actuar ante esa violencia serán inmediatas”, había advertido la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quuien anticipó que habrá una “operativo muy fuerte”.

De hecho, el Gobierno decretó que el viernes 30 será feriado en la Ciudad de Buenos Aires, para reducir la población en el territorio. Estiman que 8.000 personas concurrirán a la Cumbre, entre los líderes y sus acompañantes, los sherpas, las autoridades ministeriales, las delegaciones, el personal de seguridad y la prensa.

Previo La amenazó con una tijera por un cigarrillo
Siguiente El mensaje de Trump por el ARA San Juan