Creció la brecha entre los precios que paga el consumidor y percibe el productor

Fue durante junio según informaron desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El consumidor pagó en julio en las góndolas precios cinco veces mayores a los que los productos agropecuarios perciben por su trabajo en las chacras, según un relevamiento elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que cobró el productor subió 2,9 por ciento en julio frente a junio, impulsada por el incremento en las brechas de la pera, la berenjena y la carne de pollo, todos con fuertes bajas en los precios al productor”, precisó el informe de la entidad difundido este domingo.

El aumento en la brecha, además, “se tradujo en un leve deterioro en la participación promedio del productor en el valor final del producto, que se redujo a 23,7 por ciento”.

En promedio, el público pagó 5,15 veces más de lo que cobró el productor por sus alimentos en sus campos, cuando en junio la diferencia fue de 5,1 veces, de acuerdo a los datos proporcionados por el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME, en base precios de los principales supermercados, más de 700 verdulerías y costos de origen de las principales zonas productoras.

Productos

Los productos con mayores disparidades en julio continuaron siendo los orientados al mercado externo: la pera, donde el valor se multiplicó por 11 veces desde que salió del campo, el limón con una multiplicación de 10,6 veces, la naranja 9,2 veces y la manzana roja 8,0 veces.

Los productos con menores desproporciones en el mes, en tanto, fueron: la frutilla, donde los costos desde que salieron de la chacra apenas se multiplicaron por 1,94 veces logrando una brecha baja, seguido por el tomate 2,34 veces, el huevo 2,45 veces y la papa 2,82 veces.

Previo Espert le pidió la renuncia a la candidata acusada de robo
Siguiente Temperley: Identificaron al sospechoso por el crimen de Rodrigo González