Se redujo la brecha entre los precios que paga el consumidor y percibe el productor

Fue en junio informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) resaltó este domingo que la brecha entre lo que cobra el productor agropecuario y lo que paga el consumidor en la góndola fue en junio la más chica de los últimos 12 meses. El precio de estos productos para la venta al público fue 5,1 veces más caro que cuando salió del campo.

“La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agropecuarios disminuyó 3 por ciento en junio frente a mayo, impulsada por la baja acentuada en las brechas del pimiento, la papa, el repollo, la frutilla y el zapallito, todos con fuertes incrementos en los precios al productor”, resaltaron desde la entidad.

En promedio, los consumidores pagaron 5,1 veces más de lo que cobró el productor por sus productos en sus campos, cuando en mayo la diferencia había sido de 5,26 veces.

La participación del productor en el precio, en tanto, se elevó a 24,1 por ciento, el mayor valor en 12 meses.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores.

Previo Ascender, el objetivo de Temperley
Siguiente Tribu Falasha camina hacia su primera década con la música