Marcharon para pedir justicia por Joselin Mamani, a un año del crimen

“Justicia por Joselin y por todas”, es el reclamo de las personas que marcharon por el centro de Adrogué.

El 7 de enero de 2019 Zaira Mamani salió de su casa del barrio 14 de febrero de Longchamps para hacer compras, al regresar una hora más tarde, el horror la invadió para siempre. La mujer encontró a su chiquita de 10 años, Joselin Mamani, agonizando en el suelo de la cocina con 32 heridas de arma blanca en la cara y en el cuerpo. A un año del hecho, no hay detenidos por el crimen y allegados a la madre de la víctima se autoconvocaron para exigir “justicia por Joselin”. 

Para recordar a la chiquita, allegados y referentes de organizaciones feministas se reunieron este martes en la estación de Adrogué para exigir justicia y avances en la causa. 

“Hace un año, este día y a esta hora fue asesinada la niña Joselín Mamani. El femicidio sigue impune, no hay ningún detenido, hay averiguaciones sobre el padrastro y su hijo, se les puso perimetral, se les tomó muestras de sangre para verificar si había restos de ADN en la escena del crimen pero esto no se resolvió por falta de presupuesto. Todavía no pudieron determinar si fueron ellos o no y mientras tanto, continúan libres”, criticó Yenuen, una allegada de Zaira Mamani.

La manifestación comenzó en la estación de Adrogué y se extendió hasta el colegio Nacional de Adrogué. El grupo de personas se trasladó repartiendo folletos mientras relataban la historia de chiquita por megáfono para difundir el hecho. 

Respecto de la ausencia de la madre de Joselín desde el grupo aseguraron: “Zaira no vino porque el día que mataron a su hija perdió todo lo que tenía en la vida: su hija, su trabajo, su salud mental y desgraciadamente, está sufriendo agresiones en la calle por gente que la juzga. Por eso elige no exponerse en público pero sigue luchando por justicia para su hija”. 

De acuerdo a lo relatado por Yenuen, Zaira es una sobreviviente de femicidio ya que su ex pareja, quien es investigada por el crimen de la chiquita, había intentado matarla. “Él había intentado asesinar a Zaira y cuando ella se pudo separar, ocurrió el femicidio de Joselin. Fue para herirla. La violencia terminó con la vida de Joselín y destrozó la vida de Zaira”, lamentó la mujer.

En diálogo con Info Región, Yenuen aseguró que si bien la manifestación era para exigir “justicia por Joselín y por todas” también remarcó: “Las vidas de los niños y las niñas son un asunto social algo que nos tiene que tocar a todos porque todos estamos amenazados si hay un femicida suelto”. 

La causa había sido caratulada como “averiguación de causales de muerte”, pero mutó con la información de la autopsia. Interviene la fiscal Fabiola Juanatey, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) especializada en Violencia de Género del Departamento Judicial Lomas de Zamora, y se espera que luego de la feria judicial de enero se registren avances en la causa. 

El hecho

Tuvo lugar el 7 de enero de 2019 en la vivienda que la víctima compartía con su madre en Longchamps. Cuando Zaira, la madre de la víctima, retornó a su hogar luego de hacer las compras, halló a su hija tirada en el suelo de la cocina con 32 heridas de arma blanca en su cuerpo, 17 en la cara, según indicó la autopsia practicada en la morgue del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. 

Un posible robo quedó descartado ya que no se detectó desorden ni faltaban objetos de valor, pero sí desapareció un juego de llaves que la mujer había dejado en la mesa de la cocina antes de salir.

Previo Avellaneda: Para Lata, la Ley Impositiva representa una “división más justa de los ingresos”
Siguiente Ley Impositiva: Desde Juntos por el Cambio aseguran que el acuerdo está “avanzado”