Alfonsín cargó contra dirigentes que “estimulan la fractura de la sociedad”

Fue luego de que el presidente Alberto Fernández anunciara su designación como embajador de Argentina en España.

El dirigente radical Ricardo Alfonsín será el embajador argentino en España, según le anunció el presidente Alberto Fernández al jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, y luego al rey Felipe VI en sendas reuniones que mantuvo el mandatario argentino ayer en Madrid.

Luego del anuncio, Alfonsín confirmó que aceptó el ofrecimiento y cuestionó a los dirigentes que “estimulan con posiciones irreductibles” la “fractura de la sociedad”. Dijo ser “consciente” que esta decisión genera “posiciones encontradas”, pero pidió “respeto” por esta “decisión tomada desde la más profunda honestidad y con el mayor sentido patriótico”.

“Tal como se hizo público, el Presidente de la República me reiteró la propuesta para desempeñarme al frente de la Embajada de nuestro país ante el Reino de España. Luego de hablarlo con distintos dirigentes del partido, con muchos de quienes no compartimos posiciones sobre el escenario político pero si  un profundo respeto, decidí aceptar la propuesta del Dr. Alberto Fernández”, señala el comunicado difundido.

Y valora: “La responsabilidad que me tocará ejercer es una responsabilidad de Estado”. “Estoy convencido de estar haciendo lo que debo: mientras parece que nos acercamos peligrosamente a la fractura de la sociedad por dirigentes que no hacen más que estimularla con posiciones irreductibles, decido apostar por una democracia respetuosa de la pluralidad de ideas y donde la representación del Estado, en democracia, constituya  un deber de la dirigencia”, agrega.

“No es la primera vez que ocurre algo así: el Presidente Alfonsín designó embajadores del Partido Justicialista y nunca les pidió que dejen su bandería política. Asimismo, el propio Alfonsín representó al Estado en el diálogo político en Venezuela durante las presidencias de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. Y no dejó de ser radical por hacer lo que cualquier hombre con sentido de Estado hubiera hecho. Lo mismo hizo un respetadísimo dirigente como Raúl Alconada Sempé, durante la presidencia de Kirchner representando al país en una misión en Bolivia”, recuerda el dirigente radical.

En ese marco, advierte: “Soy consciente: en medio de esta ´grieta´ que nos impide desarrollarnos como Nación, esta decisión también genera postura encontradas. Las respeto a todas, así como espero se respete una decisión tomada desde la más profunda honestidad y con el mayor sentido patriótico”.

“Acepto la propuesta del Sr. Presidente con agradecimiento de su confianza y por su ejemplo de amplitud; y con la expectativa de poder trabajar en la promoción de nuestras empresas y pymes, de nuestra capacidad de generar valor, de nuestra ciencia, de nuestra diversidad territorial y productiva y en la agenda común de realidades, desafíos y sueños que compartimos Argentina y España”, señala en otro tramo. Y agrega: “Es tiempo de afianzar los lazos con la Unión Europea para, en esa cooperación,  fortalecer el Mercosur;  de luchar juntos contra el cambio climático,  de encontrar alternativas que nos permitan revertir el fenómeno común de la despoblación; de afrontar de manera inteligente el nuevo mundo del trabajo;  de coordinar estrategias contra la violencia machista que corroe nuestras sociedades; de avanzar en la igualdad de derechos y de colaborar en el afianzamiento de una gobernanza global que extienda por todos lados el Estado de Bienestar que necesitamos recuperar y modernizar para el Siglo XXI no sea el de la restauración de las tiranías sino el de la conquista de más democracia,  más libertades y más igualdad”.

Previo “Con Macri vivimos un 2001 por goteo”, aseguró el Presidente
Siguiente Reestructuración de la deuda: Intendentes destacan la “responsabilidad” de Kicillof