Gollan: “Casi con seguridad vamos a tener que ir a otra etapa de endurecimiento”

Así lo indicó el ministro de Salud bonaerense en relación al fuerte aumento de coronavirus de los últimos días.

El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, afirmó que “casi con seguridad vamos a tener que ir a otra etapa de endurecimiento (de la cuarentena) si siguen aumentando los casos” de coronavirus.

“El leitmotiv de un virus es reproducirse, mientras no haya vacuna se va a reproducir”, señaló el funcionario, al tiempo que detalló que “en el AMBA bonaerense tenemos un aumento de los casos preocupante”. “Sin la vuelta a fase 1 hubiese habido mucho más casos”, recalcó en declaraciones radiales.

El titular de la cartera sanitaria, en este contexto, destacó la reducción de personas con Covid-19 que requieren internación en terapia intensiva, y al respecto señaló que “tenemos 1.000 camas en el interior de la Provincia, que está con una ocupación del 35 por ciento”.

“En el AMBA tenemos una ocupación del 60 o 61 por ciento, pero varía todos los días”, expresó Gollan, quien sostuvo que el Gobierno bonaerense no va a esperar que en el AMBA haya una ocupación del 90 ciento de las camas. “Con una cifra bastante menor vamos a volver a las restricciones”, enfatizó.

Gollan, finalmente, advirtió que hay “una fuerte resistencia de la gente a dejar su casa” para internarse y recomendó que “lo más efectivo es que durante diez días (los enfermos) estén acompañados en algún lugar donde estén cuidados y no tengan contacto con otra gente”.

Este miércoles, el Gobierno bonaerense anunció un plan que otorgará un subsidio de 500 pesos por día a los infectados leves de coronavirus que se aíslen en los centros extrahospitalarios montados en toda la Provincia con el fin de mitigar la propagación de los contagios. “Es un reconocimiento del lucro cesante y el desarraigo”, concluyó Gollan.

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó ayer un nuevo récord de casos de coronavirus en 24 horas. Con 5.782 infectados y 98 fallecidos, los números ascienden a 141.900 contagios y 2.588 muertos desde el inicio de la pandemia.