“La variante británica no implica una mayor gravedad en el cuadro clínico del coronavirus”

Lo advirtió la directora científico técnica del ANLIS Malbrán, Claudia Perandones.

Instituto “Dr. Carlos Malbrán”

La directora científico técnica del ANLIS Malbrán, Claudia Perandones, explicó que la variante del virus SARS CoV2 del Reino Unido, que hoy se informó que fue detectada en un argentino que ingresó al país, si bien mostró mayor transmisibilidad, “los ensayos realizados en conjunto con un equipo de Nueva York demostraron que no agrava el cuadro clínico de la enfermedad, y eso es muy tranquilizador”.

El equipo del Malbrán se encuentra colaborando con un estudio de la Escuela de Medicina de Mount Sinai en Nueva York para responder a la incógnita respecto a qué sucede con la respuesta inmune del organismo, ante esta variación del Reino Unido del virus SARS CoV2, específicamente con la mutación N501Y, que tiene más adherencia al receptor ACE2, donde se facilita la entrada a la célula humana.

“Si bien aún no se publicaron los resultados, se confirmó que la mutación N501Y (de la variante británica) no puede escapar a la respuesta inmune mediada por anticuerpos neutralizantes”, detalló a Télam Perandones, respecto del estudio estadounidense con el cual el Malbrán colabora. “Esto resulta muy tranquilizante y explica porqué esta variante británica no implica una mayor gravedad en el cuadro clínico del coronavirus”, agregó.

Este estudio del que participa la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud “Dr. Carlos Malbrán” (ANLIS), se va a replicar con la cepa detectada en Río de Janeiro, explicó la especialista.

Respecto a la variante del Reino Unido, denominada B.1.1.7, Perandones explicó que la misma “tiene 23 mutaciones, de las cuales 8 están en la espícula viral y el resto en otras regiones del genoma viral”. “Dentro de la variante del Reino Unido, de esas 8 mutaciones de la espícula, el foco está puesto en tres, y de esas tres, la N501Y mostró que tiene más afinidad, se une con más fuerza con el receptor ACE2 de la célula humana, que es el que le permite al virus replicarse adentro del ser humano”, detalló la científica, lo cual explicaría técnicamente el porqué dicha mutación tiene un 70% más de transmisibilidad.

Sobre esto, Perandones sostuvo que “se mitiga con medidas de aislamiento y protección”. Independientemente de las variantes circulando localmente, informó un comunicado del Malbrán, “se deben cumplir las medidas recomendadas por el Ministerio de Salud de la Nación: uso de tapabocas, distancia social, lavado frecuente de manos, ventilación de los espacios cerrados”.

Afirmó que el hecho de que esta mutación no agrava los cuadros clínicos, “se correlaciona con la efectividad vacunal, porque se desarrolla el mismo set de anticuerpos cuando uno se enferma, plasma, que con el efecto vacunal”.