¿Cómo fue el balance de la primera semana de semipresencialidad?

Temor y alegría, son las palabras que se destacan en el balance que realizan docentes. De todos modos, es "positivo".

A más de una semana del inicio del ciclo lectivo en la Provincia, en la que más de 4 millones de alumnos de educación inicial y primaria comenzaron la semipresencialidad, docentes que retomaron la actividad realizaron un balance.

El regreso fue con mucho temor y alegría porque también es reencontrarse con tus pares, con tus alumnos, pero mucho temor a equivocarse“, planteó Julieta Barbeito, quien es maestra de segundo grado del Colegio Bertrand Rusell de Banfield Oeste. “Mucho miedo de no poder asistirlos si lo necesitan, sobretodo de la manera en que uno está acostumbrado a asistirlos”, reveló.

La maestra hizo hincapié en que a pesar de que los chicos no puedan interactuar ni con sus compañeros ni con sus docentes, el balance fue “positivo”.”Lo que mas sigo extrañando es el contacto con los chicos, porque el contacto visual no es lo mismo que el contacto en un abrazo o de estrechar una mano“, confesó a Info Región.

Los chicos estaban en un comienzo temerosos, pero entusiasmados por volver al colegio y estar con sus compañeros y ver a sus seños“, evaluó, a la vez que sostuvo la mayoría de las están “muy contentas” por la vuelta a clases presenciales, aunque para algunas “les complicó la vida completamente por muchos horarios distintos de entrada y de salida”.

Por su parte, Mariana Acosta, maestra de segundo grado que enseña en un colegio céntrico de Banfield Este, valoró la vuelta que en líneas generales “fue mucho mas positivo de lo que esperaba”. “Es complicado organizar las burbujas y a las familias, pero para las chicos fue sumamente necesario”, sostuvo.

“La verdad estaba un poco nerviosa porque no me imaginaba como se iba a poder llevar adelante. Lo necesitaba, cambia mucho el humor y la predisposición cuando estas dentro del aula” confesó, a la vez que apuntó: “El aula es nuestro espacio, es donde nos sentimos cómodas y sabemos como resolver. El año pasado la virtualidad nos costó más de una lágrima. Tanto los chicos como las seños necesitábamos volver al salón“.

En ese marco, planteó: “Trabajamos toda la vida para fomentar el trabajo colaborativo, donde los nenes estén dispuestos en mesas de trabajo y en grupos,y pasar a tenerlos a un metro y medio de distancia, siendo nenes tan chiquitos nos parecía que era chocante. Por suerte ahora encontramos la manera de poder recuperar el vínculo cuidándonos“.

En tanto, desde la Escuela Primaria N°33 de Banfield, la maestra de sexto grado Andrea García apuntó que la situación es “muy dinámica”. “Hay cosas que se van organizando al día a día”, precisó y apuntó con que a veces la planificación de las burbujas a veces se debe reordenar en el mismo día.

Tengo 22 años de maestra y lo quemas extrañé fue estar en las aulas y verles las caras cuando uno propone una actividad. A los maestros nos gusta estar en la escuela, porque uno extraña todo en verdad“, confesó y concluyó: “Tenemos mucha expectativa por lo presencial“.

El secretario general de Suteba Lomas de Zamora, Javier Perín, aseguró que la vuelta fue compleja la organización de las burbujas “pero con bastante normalidad”. “Con muchos cuidados y con mucho resguardo de tratar de garantizar el cumplimiento de protocolos, de acuerdo a lo establecido en el plan jursidiccional, se pudieron avanzar en las escuelas que estaban en condiciones“, sostuvo.

Destacó la predisposición de directivos y docentes para “poner lo que hay que poner para una mejor educación y vuelta cuidada para todos los niños y niñas”. También precisó que la mayoría de madres y padres expresaron comentarios “optimistas” y de “mucha felicidad” por volver a las aulas. “Nosotros sostenemos siempre que el mejor ámbito que se puede dar clases, es con la magia de adentro de un aula y de forma presencial“, subrayó, a la vez que reveló que muchos docentes tenían “miedo” pero que a medida que algunos fueron recibiendo la vacuna mejoró la expectativa.