Bullying: se duplicaron los casos en Argentina


Boy showing STOP gesture with his hand. Concept of domestic violence and child abuse. Copy space

Los casos de bullying en la Argentina se duplicaron y pasaron de ser 6.200 antes de la pandemia a contabilizarse 12.300 casos entre noviembre de 2020 y 2021 según se desprende de una encuesta en colegios primarios y secundarios públicos y privados desarrollada por la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras.

Desde Bullying sin Fronteras precisaron que, a nivel nacional, “más del 50% de los casos se concentran en la ciudad de Rosario, el Conurbano bonaerense y la Capital Federal, mientras que, poniendo el foco en los grupos etarios, plantearon: “La mayoría se dan desde sexto grado a quinto año del secundario”.

Al indagar en las justificaciones de los acosadores, el estudio reveló que “los tres mayores motivos para sufrir bullying son ser bella, inteligente y sofisticada (cheta), en el caso de las chicas, mientras entre los varones aparecen ser malo en los deportes, poco inteligente y sofisticado”.

Desde la ONG plantearon que “obviamente que la percepción de los acosadores sea la apuntada, no significa que así sea en la vida real porque hay chicos que son sumamente inteligentes e incluso alumnos brillantes y sin embargo son tildados de bobos o tontos”.

“Es esencial que los padres y los docentes de los niveles primario y secundario se involucren cuando están ante una situación de bullying o acoso escolar”, insistieron los especialistas.

En ese sentido, desde la ONG precisaron que “el acoso escolar es un problema de chicos que deben resolver los grandes. Hasta hace pocos años se cargaban responsabilidades sobre los chicos que de ese modo debían soportar el martirio cotidiano del acoso y el abuso y encima debían resolverlo ellos mismos, lo que tornaba las cosas mucho peores”.

El cuadro de situación tiene un punto de encuentro con el que plantea el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos, que funciona en el marco de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), que en un informe estableció que dos de cada cuatro casos de maltrato escolar se manifiestan a través de plataformas digitales y apunta que, en lo que va del año, se registraron 6.000 denuncias por ciberacoso infantil en Argentina, lo que ubica al país en el segundo lugar de América Latina con más delitos de este tipo.

Los datos del relevamiento muestran además que los hechos de violencia en línea se incrementaron casi un 50% durante los últimos 18 meses como consecuencia de la pandemia.

El trabajo fue elaborado por el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (Cipdh), bajo el auspicio de Unesco. Su titular, Fernanda Gil Lozano, señaló que “en lo que va del año ya se registraron alrededor de 6.000 denuncias por ciberacoso, con un promedio de 25 causas judiciales abiertas por día a lo largo y a lo ancho del país”.

“Si se tienen en cuenta las denuncias realizadas desde 2012, la cifra asciende a casi 30.000, indicó el texto.

De estos datos se desprende que Argentina ocupa el segundo lugar de América Latina, solo por detrás de México. Luego se ubican Honduras, Costa Rica y Chile, en tanto que Brasil ocupa el sexto puesto, Perú el séptimo y Uruguay el octavo lugar.

Otro dato saliente indica que el 80% de las víctimas de bullying virtual son niñas, a diferencia de lo que ocurre con el hostigamiento presencial, en donde el 60% se corresponde con varones.