Diez empleados, un juicio: el costo judicial de la Pyme


Las pymes enfrentan una demanda laboral por cada diez empleados que contrata según un informe de la Fundación Observatorio PyME (FOP) que indica que el mayor número de demandas se registra entre las empresas manufactureras medianas, que van de 51 a 250 empleados, y menos entre las pequeñas que tienen entre 10 a 50.

Según la dimensión de la empresa, las medianas enfrentan una demanda cada 20 ocupados, mientras que las pequeñas una cada 10

La litigiosidad laboral contra las pymes se debe, entre rotros reclamos, a causas por indemnización por despidos, accidentes, enfermedades y diferencias salariales para el estudio “es hoy menor que en el pasado a pesar de que se mantiene su nivel de intensidad con tres demandas por empresa entre las pyme manufactureras y dos en el sector de software y servicios informáticos (SSI), donde son importantes las demandas por diferencias salariales”.

“La difusión de la litigiosidad laboral se redujo en los últimos cuatro años, pandemia mediante, pero la intensidad se mantuvo y la proporción de empresas afectadas se redujo”, según el relevamiento de FOP.

La reducción alcanzó a un 40% en pymes manufactureras que pasaron de 34% involucradas en demandas laborales en 2017 a 20% en 2021, mientras que en servicios informáticos del 21% al 13%.

La entidad advirtió que “la cantidad de litigios por empresa, en promedio, persiste, con tres para manufacturas y dos para servicios avanzados”.

La investigación de FOP indicó que durante la pandemia se registró “una intensa dinámica de acuerdos laborales para un 40% de las empresas micro, pequeñas y medianas, con diferencias por tamaño, sector y región”.

“Aproximadamente un cuarto de estas firmas, a mediados de junio de 2020, contaba con acuerdos homologados ante la autoridad laboral como mecanismo de ajuste ante el impacto de la pandemia”, según el relevamiento que destacó que “más de un cuarto de las Mipymes que intentaron acordar no lo había logrado y casi la mitad lo había conseguido, pero aún sin homologar ante el Ministerio de Trabajo”.