Marcha contra la Corte: qué funcionarios la apoyan y qué dirigentes irán


La movilización convocada para este martes por un sector del kirchnerismo para protestar contra la Corte Suprema de Justicia constituye el otro punto de divergencian en el seno del Gobierno y del Frente de Todos, al contar con el respaldo expreso de algunos funcionarios y referentes y el silencio distante tomado por otros.

Convocada por un sector del kirchnerismo más duro, entre ellos, el dirigente social, Luis D Elía, el juez Juan María Ramos Padilla, la iniciativa sumó adeptos, aunque entre los funcionarios cercanos al presidente Alberto Fernández pusieron distancia ante esta iniciativa.

Sin embargo, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; la titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño y el viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, expresaron su apoyo o directamente anunciaron su participación.

“Voy a estar en la movilización del 1 de febrero; es importante generar procesos de democratización de la Justicia”, afirmó Ferraresi, vicepresidente del Instituto Patria y del núcleo más cercano de la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner.

Por su parte, Mena -otro demáxima confianza de la vicepresidente- dijo que la marcha contra el máximo tribunal “parece bien” porque, consideró, “los poderes” del Estado deben saber “cuál es su límite”.

Por su parte, Caamaño respaldó la movilización al Palacio de Tribunales al afirmar que “es más que necesaria” porque hay que “terminar con la corporación judicial que son parte del lawfare”.

“Estoy de acuerdo con la movilización, porque la va a hacer el pueblo, la gente, a la que la Justicia habitualmente le da la espalda”, sostuvo la directora de los servicios de Inteligencia.

Estas declaraciones no se alinean con las de la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, quien señaló que el Ejecutivo no toma postura sobre las marchas que organizan ningún sector político y social.

“Forman parte del derecho a expresarse de los diferentes sectores de la sociedad y no son parte de los temas sobre los cuales tiene que opinar el Gobierno”, indicó Cerruti al marcar la distancia del Poder Ejecutivo ante la convocatoria, aunque, de todas formas, aclaró que es bien conocida la postura del Presidente con respecto de “la necesidad de mejorar la Justicia en Argentina”.

Por otra parte, la lista de dirigentes afines al Frente de Todos que confirmaron su participación en la marcha se fue extendiendo con el correr de los días e incluye, entre otros, al secretario adjunto de Camioneros y cotitular de la CGT, Pablo Moyano quien sacudió a sus pares en la conducción de la central obrera, más cercanos a Alberto Fernández y alejados del kirchnerismo duro, quienes no se pronunciaron sobre la iniciativa.

Por el momento, y en el ámbito gremial, confirmaron su presencia la Corriente Federal que lidera el bancario y diputado oficialista, Sergio Palazzo, así como también el legislador y líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky.

Algo menos esperado fue la confirmación de la presencia en la manifestación de la CTA Autónoma y su gremio insignia, ATE, que lidera Hugo “Cachorro” Godoy, dirigente más cercano al Presidente que al kirchnerismo.