Vecinos se quejan de la construcción del nuevo bajo nivel de Temperley y piden un estudio de impacto ambiental


Un grupo de vecinos y comerciantes de Temperley se encuentra movilizado en alerta por las obras de construcción de un nuevo paso bajo nivel en esa localidad para unir las calles 14 de julio y Avellaneda para atravesar las vías del ferrocarril. Piden que el municipio exhiba los estudios de impacto ambiental, preocupados por la seguridad de los edificios de la zona y la vida de árboles añejos que comenzaron a ser retirados.

arboles talados 14 de julio temperley

“Están comenzando a construir un paso bajo nivel sin tener el estudio de impacto ambiental, que debe realizarse con anterioridad a la obra, de acuerdo a lo que dispone una ley nacional”, plantearon los vecinos, que además se quejan de que con el inicio de los trabajos se “destruyen no solo los árboles sino el frente de una comunidad de 2000 personas”.

Los vecinos hacen referencia a lo que está ocurriendo en la boca de salida del túnel hacia la zona este, donde se erige un complejo de edificios de 450 departamentos, “lo que equivale a las viviendas de unas 15 manzanas”. “Es un desastre para los árboles, la comunidad y los comerciantes”, señalan.

Según relatan, luego de presentar reclamos ante la comuna no encontraron respuestas y ni siquiera tuvieron acceso al expediente, por lo que recurrieron a la Justicia con la intención de detener los trabajos hasta tener a la vista el referido estudio de impacto ambiental.

“Iniciamos un amparo ya que no son capaces no siquiera de exhibir el expediente, obviamente porque evaden todo lo que la ley dice. Está radicado en el juzgado contensioso administrativo N°1 de Lomas de Zamora”, precisaron los vecinos.

Por otra parte, también tomaron contacto con concejales opositores, del bloque de Juntos, con quienes se reunieron para expresar su malestar por el avance de obras sin certezas respecto de que cumple con los cuidados correspondientes.

Al término de la reunión los concejales opositores aseguraron que los integrantes de esa bancada “acompañaron el reclamo solicitando la exhibición del estudio de impacto ambiental y el plan de obra” y agregaron que “la ejecución de la obra no respeta los procesos de acceso a la información y la participación ciudadana”. “Son obras que se inician sin el conocimiento de los vecinos vulnera derechos y la identidad del barrio”, insistieron.

Características de la obra

El 14 de enero, las autoridades locales en conjunto con el Ministerio de Obras Públicas de la Nación informaron que se iniciaban las obras de construcción del túnel, que estará a pocos metros de la estación de Temperley.

El cruce bajo nivel estará destinado al paso de tránsito liviano, ambulancias y fuerzas de seguridad para el que se prevé una calzada doble mano con sentido de este a oeste, con un ancho por carril de 3.15 metros para generar una alternativa de conexión segura y sin interrupciones, en un sector donde actualmente no cruzan automóviles.

Según informaron en esa oportunidad, el proyecto, financiado por el Ministerio de Transporte de la Nación, se encuentra en su etapa inicial con el obrador ya instalado y la realización de los estudios preliminares y las tareas de cateo correspondiente para permitir el inicio de la obra.

Las obras incluirán la edificación de una pasarela peatonal con accesibilidad para personas discapacitadas en uno de los laterales del paso, calles de servicio paralelas y un retorno por encima del túnel, en el sector de 14 de Julio.

Además, y de manera complementaria, se reconstruirá el sistema de desagües y se llevarán adelante tareas de embellecimiento, paisajismo, la instalación de nuevas luminarias y señalización de toda la zona.