Las farmacias bonaerenses quieren mantener restricciones para la habilitación


El proyecto de ley presentado en la Legislatura bonaerense por el senador de Juntos, Marcelo Daletto, para eliminar las restricciones territoriales y de densidad poblacional para autorizar la habilitación de farmacias en la territorio de la provincia de Buenos Aires provocó el rechazo de los profesionales del área quienes tildaron la propuesta de “contradictoria”.

La iniciativa de Daleto se basa en auspiciar la apertura de nuevas farmacias sin tener en cuenta, tal como sucede ahora, una distancia mínima entre los locales y la concesión de habilitaciones según un criterio que mide la densidad poblacional de las zonas donde buscan instalarse, una propuesta que se fundamenta “en razón de las funciones de colaboración y auxilio de estas en el sistema sanitario bonaerense”, según indica el proyecto.

Al respecto, la presidente del Colegio de Farmacéuticos platense, Alejandra Gómez, sostuvo que “la propuesta es bastante contradictoria. Porque si las farmacias se pudieran instalar en cualquier lugar, cosa que hoy no está permitido, todas se instalarían en donde hay más población“.

En ese sentido, puso de relieve “el éxito en el rol sanitario que cumplieron las farmacias durante la pandemia”, y destacó que una de sus claves fue la distribución territorial. “La gente no se podía mover de sus casas y siempre tenía cerca una farmacia. Por eso nosotros no apoyamos esta ley”, explicó.

Gómez explicó que la normativa vigente hoy permite “habilitar una farmacia cada 3.000 habitantes y a más de 300 metros de otro local similar” y justificó esa disposición al precisar que el objetivo de la medida es “que estén bien distribuidas en el territorio”.