Para maratonear en casa: Monstruo, la historia de Jeffrey Dahmer


En detalle

Es la mejor y más lograda adaptación del caso de "El Carnicero de Milwaukee que se ha visto.
Dirección 8.0
Guión 7.5
Fotografía e iluminación 8.5
Actuación 9.0
Diseño de sonido 8.0
Lo mejor
Los aplausos más fuertes de esta producción se los lleva Evan Peters, quien se pone en la piel de Jeffrey Dahmer para brindarnos una interpretación de lo más fina y sombría.
Para mejorar
Cada capítulo se toma su tiempo, que por momentos parece un tanto excesivo, y hace que le reste dinamismo a la historia.

Monster: The Jeffrey Dahmer story es la nueva miniserie de Netflix creada por Ryan Murphy y Ian Brennan que aborda la vida de uno de los asesinos seriales más famosos de Estados Unidos, conocido como “El carnicero de Milwaukee”.

Desde 1993 hasta 2022, la historia de Jeffrey Dahmer, el monstruo caníbal, fue de profundo interés tanto para la pantalla chica como para la grande, dando lugar a numerosas adaptaciones: The secret life: Jeffrey Dahmer (1993), donde Carl Crew se convierte en el primero en encarnar al asesino; Dahmer, el carnicero de Milwaukee (2002), la adaptación más célebre interpretada por Jeremy Renner; Raising Jeffrey Dahmer (2006), que constituye, quizás, la película más desconocida sobre el caso, ya que se centra fundamentalmente en la historia de sus padres, en la que Dahmer es interpretado por Rusty Sneary; y, por último, My friend Dahmer (2017), una película centrada en la adolescencia del protagonista, que es encarnado por Ross Lynch.

Pero, al parecer, tanto para el público general como para los amantes fanáticos del género true crime puntualmente, no era suficiente con cuatro películas. Así es como Murphy (creador de Glee y de American Horror Story, entre otras tantas producciones aclamadas) y Brennan deciden dar a luz a esta miniserie de 10 capítulos disponible para ver a través de Netflix, que ya se ha posicionado como una de las producciones más vistas de la plataforma, con críticas que decantan en un punto en común: es la mejor y más lograda adaptación del caso que se ha visto.

Para quienes desconocen por completo esta historia, es preciso mencionar que Jeffrey Dahmer fue un asesino en serie y delincuente sexual estadounidense que, entre 1978 y 1991, mató y desmembró a 17 hombres y adolescentes. Sus crímenes atroces incluyeron necrofilia, canibalismo y preservación de partes de los cuerpos de sus víctimas. Dahmer fue sentenciado a 15 cadenas perpetuas, en principio por sus crímenes cometidos en Wisconsin, y años más tarde se le sentenció una adicional por un crimen cometido en Ohio. En 1994, fue asesinado a golpes por un compañero con quién compartía celda en un correccional.

Murphy y Brennan logran, definitivamente, construir una serie que, a pesar de que los encargados de la dirección de cada capítulo sean personas distintas, tienen una unidad discursiva, estética y realizativa muy clara que hace que se transforme en una serie que fluye en todo momento. Uno de los puntos que la crítica ha sabido resaltar como importantes y meritorios de esta producción, es el enfoque y el tratamiento que se le da al protagonista, en tanto, no sólo sucede que es un asesino serial despiadado que le arrebató la vida a 17 personas, sino que, además, es un caso verídico. Por tanto, es un camino peligroso, en el que los creadores logran dejar en claro que, a diferencia de muchas otras series de este estilo, lejos están de intentar posicionar al espectador en un lugar de empatía o simpatía para con el protagonista, ni mucho menos contar los pormenores de su vida y la construcción de su psiquis a modo de entender por qué hizo lo que hizo. A su vez, también trata con decisión la crítica al sistema policial estadounidense, haciendo hincapié en la negligencia que le permitió a Dahmer permanecer impune más de dos décadas hasta ser finalmente capturado. Esta serie en su totalidad da la sensación de haber pensado con responsabilidad en cada uno de estos puntos.

La paleta de colores, los escenarios y la música están construidos milimétricamente para captar el tono y el clima buscados en la serie, y así resulta. Desde un punto de vista de dirección, cada capítulo se toma su tiempo, que por momentos parece un tanto excesivo, y hace que le reste dinamismo a una historia que sin dudas lo requiere, y que hubiese sido más rico a los fines rítmicos del thriller que se busca realizar.

Sin dudas los aplausos más fuertes de esta producción se los lleva Evan Peters, quien se pone en la piel de Jeffrey Dahmer para brindarnos una interpretación de lo más fina y sombría, captando cada uno de los matices del asesino, y por momentos, haciendo parecer confusa la línea que separa al personaje del actor. La serie retrata su infancia, al interior de un matrimonio que se sostiene sobre crisis permanentes a la que el niño está expuesto, su etapa universitaria como una especie de “outsider”, sus fracasos a nivel laboral al igual que su incursión en el ejército, y por último, sus años dentro de la cárcel. Monster explora puertas para adentro cómo fue la construcción de este famoso criminal, sus traumas, sus desviaciones, y aquellos síntomas que estaban presentes desde siempre y nadie quiso ver a tiempo. La actuación de Peters en este rol ha sido profundamente brillante, con una gran capacidad para interpretar las aberraciones más oscuras que comete el protagonista, haciendo que al espectador se le hiele la sangre con sólo ver la pantalla.

monstruo3

Ficha técnica

Título original: Monster: The Jeffrey Dahmer story
Año: 2022
Duración: 10 episodios
Género: True crime, Thriller
Director: Ryan Murphy, Ian Brennan
Reparto: Evan Peters, Shaun J. Brown, Colin Ford, Richard Jenkins, Penelope Ann Miller, Niecy Nash.
Dónde ver: Netflix