Encuentro entre el Gobierno y el campo: ¿Qué se planteó?

El Gobierno trabaja en un cronograma para dar respuesta al sector.

Massa recompra de deuda

El Ministerio de Economía, a través de sus diferentes áreas, y entidades del campo, comenzarán a elaborar un cronograma de tareas a solucionar en materia de la afectación de la sequía a la actividad rural en el corto y mediano plazo, para volver a reunirse el miércoles 1 de febrero

El anuncio fue formulado por el secretario de Industria, José Ignacio de Mendiguren, al término de la reunión que tuvo el ministro de Economía, Sergio Massa, y sus colaboradores con los dirigentes de las entidades agropecuarias.

“Massa convocó a todas las secretarías esta tarde para hacer junto con las entidades un cronograma con los problemas que se plantearon para que antes del 1º del mes que viene podamos tener en claro lo que se puede resolver en el corto y en el mediano plazo”, informó De Mendiguren a la prensa. “Hoy a última hora está el cronograma y habrá un trabajo extenso toda la semana que viene”, agregó el funcionario.

De Mendiguren manifestó que “todos los dirigentes de la Mesa de Enlace quedaron muy conformes con la reunión” y que además “todos comprenden que no es igual la problemática en todo el país”.

En ese sentido, indicó que “los problemas hay que hablarlos” y puso como ejemplo que “los problemas aduaneros que son muy importantes para el ingreso de fertilizantes”, por lo que en el encuentro también estaba el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Carlos Castagneto.

Del encuentro, además de la Secretaría de Industria y la AFIP participaron representantes de la Dirección General de Aduanas, la Secretaría de Agricultura, el Banco Nación y el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE).

“Yo no vi muchas veces que un Gobierno ponga a todas sus herramientas en una mesa para encontrar una solución común”, enfatizó De Mendiguren, quien señaló que “se han tocado todos los temas, financieros, impositivos, aduaneros” e, ironizando, sostuvo que “se consideró todo lo que el Gobierno puede poner, menos hacer llover”.

Asimismo, destacó que “hubo un reclamo de los pequeños y medianos productores para que los aportes lleguen a quienes verdaderamente lo necesitan, porque hay sectores que aún no han tenido un perjuicio muy grande y otros a los que les va la vida”.