Se entregó Pity Álvarez


Cristian “Pity” Álvarez, quien se entregó a la policía y reconoció ante la prensa haber asesinado a balazos a Cristian Díaz, de 36 años, en Villa Lugano, fue llevado a Tribunales pero se negó a declarar ante el juez Martín Yadarola, a cargo de la causa.

Ante esta situación, el magistrado ordenó que el músico sea alojado en la cárcel de Ezeiza bajo el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma), que aloja a presos con trastornos mentales o del comportamiento producto del consumo de sustancias psicoactivas.

 “Lo maté porque era él o yo”, afirmó Álvarez, en declaraciones formuladas poco antes de ingresar a la Comisaría 52, del barrio porteño de Villa Lugano a las 7:00 de la mañana. Álvarez dijo que “cualquier animal haría lo mismo”, al justificar el asesinato de Díaz.

“(Lo maté) porque si no me iba a matar él”, insistió el líder de la banda “Viejas Locas”, quien arribó acompañado por su abogado, Sebastián Qeuijeiro, a la sede policial. También sostuvo que con Díaz no eran “amigos” y que la víctima “era un pibe que choreaba”.

Álvarez fue acusado por varios testigos de matar con una pistola calibre 7.35 a Díaz, de 36 años, en el complejo habitacional Samoré, de Villa Lugano.

Era él o yo

EL CASO

De acuerdo a la información que se conoce hasta el momento, la Policía recibió un alerta y se acercó minutos antes de las 2hs. de la madrugada a las torres ubicadas en Avenida Dellepiane Sur y Avenida Escalada, donde encontró el cuerpo sin vida.

Se hicieron presentes más efectivos policiales, quienes encontraron cerca del lugar de la agresión una pistola calibre 7.65 dentro de una alcantarilla y varias vainas servidas en el piso.

 



Previo Denis buscará "un año más en Primera"
Siguiente El Rojo quiere revancha en Benavídez