Comienza el juicio por el crimen del custodio de Escalada

El custodio fue ejecutado de un balazo en la cabeza, en mayo de 2016. Los delincuentes no concretaron el robo.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 10 de Lomas de Zamora será el encargado de juzgar desde este lunes a Pablo Russo y Ariel Ítalo Romeo, imputados por el crimen en mayo de 2016 de Pablo Liedo, custodio de una empresa de seguridad asesinado en el marco de un robo en Remedios de Escalada.

Se prevé que el proceso judicial se extienda durante tres jornadas y entre los testigos declare Martín Gómez, el custodio que sobrevivió al ataque en el que murió su compañero.

“Dios quiera que se haga justicia, es lo que único que esperamos después de tanta lucha y de golpear tantas puertas para que nos escuchen y para que se mueva la causa”, señaló a Info Región una de las hermanas de la víctima, Carolina.

Los dos imputados están acusados de “robo y homicidio agravado por ser en poblado y en banda” no son los únicos sospechosos de participar del crimen. Hay otras dos personas identificadas, pero permanecen prófugas. Por esa razón, la familia Liendo pide que “continúe la investigación” para dar con el paradero del resto de la banda. “Llegar a esta instancia, mal o bien, es todo un logro, pero ojalá que la investigación siga”, señaló Carolina.

El fiscal será Jorge Bettini y Marcela Villordo representará a la familia de la víctimas. “Ambos nos dijeron que van a solicitar la perpetua”, anticipó la hermana de Liendo, quien contó que previo a la elevación a juicio, los abogados defensores pidieron que el proceso se lleve a cabo bajo la modalidad de juicio abreviado, pero fue rechazado.

El hecho

El dramático hecho tuvo lugar el 12 de mayo de 2016, en la avenida Hipólito Yrigoyen al 6500 de Remedios de Escalada. Delincuentes, a bordo de una moto, interceptaron con fines de robo al empleado de una financiera, quien viajaba en un auto. El hombre era escoltado por dos custodios privados que se trasladaban en un Volkswagen Suran rojo y ploteado con el nombre de la empresa de seguridad “Control”.

Los asaltantes efectuaron disparos contra ese vehículo e hirieron al chofer, Martín Gómez, a la altura del omóplato, y al custodio Pablo Liendo, quien recibió un balazo en la cabeza. Nada pudieron hacer por el custodio, pero su compañero fue trasladado al hospital Evita de Lanús y se recuperó. Los delincuentes se dieron a la fuga sin concretar el robo.

Previo Para Montero, “no alcanza con solo un peronismo unido”
Siguiente Para Lifschitz, es "viable" un acuerdo entre peronistas, socialistas y radicales