Ramírez: “Estoy muy feliz por la oportunidad”

El flamante refuerzo de Banfield destacó la velocidad del futsal argentino, en tanto que apuntó a “aprovechar la experiencia”.

Álvaro Ramírez es un ala izquierdo chileno que se sumará al primer equipo de futsal de Banfield y tendrá su primera experiencia en una liga fuera del país trasandino. Con pasos por Colo Colo (último club), Universidad de Chile y la selección roja, el jugador se destacó y llamó la atención del cuerpo técnico que conduce Emanuel Santoro.

“Estoy muy feliz por la oportunidad que me está dando Banfield. Con muchas ganas de aprovechar esta instancia, de entrenar a un ritmo muy alto porque en Chile el futsal no se trabaja como se debería y ahora tengo la posibilidad de dedicarme a esto tiempo completo”, aseguró en charla con Info Región.

Adaptación

Desde el 24 de enero el plantel, con refuerzos incluidos, volverá a los entrenamientos en el Microestadio 110 años para empezar a delinear lo que será una dura temporada en la División de Honor.

Ramírez tendrá el desafío de acoplarse a la rutina de un grupo que está acostumbrado a la conducción de Santoro, además de tratar de aportar lo suyo a una liga competitiva como es la argentina.

Al respecto, mencionó: “Es muy distinto el futsal argentino al chileno, es mucho más vertiginoso, la intensidad es muy alta y el jugador argentino es explosivo. A punta de trabajo y con el apoyo de los compañeros, que muchos de ellos ya los conozco, seguramente aprenderá más de cara a lo que viene”.

“No hay que bajar en ningún momento porque con la velocidad que se maneja y la intensidad que propone la liga, si relajas es un gol en contra. Me gusta la postura que tiene Emanuel de ir a buscar el partido hasta las últimas, pero para ello hay que estar bien preparado físicamente, así que es a lo que apuntaremos en esta etapa de trabajo”, continuó el ex Colo Colo.

Pergaminos

En su país el jugador tuvo pasos importantes por Universidad de Chile y Colo Colo, entre otros. Disputó Copa Libertadores, Copa América con su Selección y Liga Sudamericana. Ahora, tratará de dar un paso adelante y hacer un buen papel en el Taladro.

“Mi mayor fortaleza es el disparo. Jugué en la selección chilena y torneos sudamericanos. En nuestro país sufrimos un poco cuando salimos afuera, por eso me gusta esta experiencia y poder sumar mucho desde el juego”, apuntó.

Finalmente, sobre la posibilidad y el viaje a la Argentina, concluyó: “Fue una decisión de Emanuel, el año pasado no se pudo por un tema de cupos, pero esta temporada el entrenador me convenció y estoy encantado de esta posibilidad de aprender de una liga distinta, con un ritmo altísimo y buena competencia”.

Previo “Hay demasiados problemas para pensar en adelantar elecciones”
Siguiente “Volver al Top 12”, el objetivo para Campbell