Para Aranguren, la energía “no es un derecho humano”

El ex ministro de Energía remarcó que se trata de un "bien escaso" y que "hay que pagarlo".

El ex ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, defendió el aumento de tarifas en el servicio energético y la gestión de Cambiemos en este sentido. “No estoy de acuerdo con que la energía sea un derecho humano”, afirmó el predecesor de Javier Iguacel.

“A veces a los argentinos nos gusta la frase ‘mentime que me gusta’. Hemos vivido con la realidad de un servicio energético gratuito. Hay un candidato a presidente que dijo que la energía es un derecho humano. La energía es un bien escaso, tenemos que reconocerlo”, enfatizó Aranguren.

Consideró, en ese sentido, que los países que han progresado “han pagado por la energía” y sostuvo que el mayor derecho humano que se le puede dar a una persona “es la posibilidad de tener trabajo” que permita pagar ese servicio.

“¿Quién va a invertir para satisfacer ese supuesto derecho humano? ¿Las empresas? Ninguna actúa por beneficencia. ¿Los Estados? Bueno, tienen que tener ingresos y para eso la población los tiene que pagar”, consideró el ex titular de la cartera de Energía.

“No estoy de acuerdo con que sea un derecho humano, en algunos casos es un servicio público como en el transporte o la distribución”, sentenció.

Cortes de luz

Consultado sobre los reiterados cortes en los servicios de luz en las áreas de concesión de Edenor y Edesur, a pesar del aumento de las tarifas, evaluó: “Es una inercia. Es muy fácil deteriorar la calidad del servicio cuando uno genera condiciones por fuera el marco regulatorio. Recuperarlo no es sencillo”.

“En 2015, los argentinos subsidiamos a Edenor y Edesur con 10.000 millones de pesos para pagar sueldos, no para pagar el servicio. Pagábamos el 10% de lo que costaba generar energía eléctrica“, subrayó y sostuvo que bajó la cantidad y la duración de los cortes de luz en comparación a años anteriores.

“Lo mejor es ser eficientes y ahorrar cuando llegamos a un nivel de confort, como los grados del aire acondicionado. Como la energía es un bien escaso, es costoso, y hay que pagar lo que vale”, apuntó.

Previo Se viene un nuevo festival japonés en Burzaco
Siguiente En la Región, las ventas cayeron hasta un 30 por ciento en enero