Caso Alaniz: Otra testigo complicó al acusado

Identificó a Emanuel Sueldo como el agresor que se observa en un video registrado por las cámaras de seguridad del Municipio. Este viernes se realizarán los alegatos.

Este jueves fue la cuarta audiencia en el juicio por el crimen de Miguel Alaniz, quien fue apuñalado y prendido fuego en 2017. En el caso el único imputado es Emanuel Sueldo (24) que nuevamente fue señalado y reconocido por una testigo como el atacante que se observa en un video registrado por las cámaras de seguridad del Municipio.

“Es él, sin dudas. Es Emanuel, no me confundo”, declaró la testigo ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Lomas de Zamora. Sueldo está acusado de “homicidio doblemente calificado criminis causa, por alevosía y por robo”.

La mujer era conocida del imputado y de la víctima por encontrarse, al igual que ellos en el momento del hecho, en situación de calle. Fue convocada por la fiscalía para que además de prestar declaración, observara las imágenes registradas por la cámara de seguridad del Municipio que captó el momento en el cual Alaniz fue asesinado.

La testigo, además, declaró que Sueldo le había contado que la noche del hecho se dirigió hacia donde estaba Alaniz y “le hincó el ojo con una lapicera, Miguel le pidió que lo llevara al hospital pero Emanuel tomó un cuchillo, lo apuñaló, lo roció con alcohol y lo prendió fuego”.  

Sostuvo luego que en ese momento creyó que era “una historia que Sueldo contaba drogado” porque nunca consideró que “pudiera cometer un acto de tanta maldad”.

Tras ver las imágenes del homicidio, la mujer debió retirarse angustiada de la sala pero antes pidió que “esta muerte no quede impune y que por una vez se haga justicia por alguien que vive en la calle”.

El juicio continuará este viernes a las 11 con la audiencia de alegatos. Además se espera que declare el imputado.

EL HECHO

Miguel Alaniz tenía 55 años, vivía en la calle y se dedicaba a la venta de pañuelos descartables y otros objetos frente al banco Santander Río, ubicado sobre la avenida Hipólito Yrigoyen 8820 de Lomas. Allí fue encontrado muerto y su cuerpo estaba carbonizado, el 11 de abril de 2017.

Pese a que en principio se barajó la posibilidad de que se tratara de un accidente ocasionado por un cigarrillo, la causa dio un giro cuando se conocieron los resultados de la autopsia. El cuerpo de la víctima presentaba heridas punzo cortantes, por lo que se descartó la hipótesis del colchón prendido fuego de manera involuntaria. Las cámaras de seguridad de la zona fueron clave para identificar al presunto asesino.

Previo Chalina abre el juego musical en el Greison
Siguiente Sergio Torres es el nuevo integrante de la Suprema Corte bonaerense