“Gina está muy entera, esperando que se haga justicia”

Lo aseguró Ariel, hermano de la joven que sufrió quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo. Ayer comenzó el juicio a Ezequiel Farina.

Gina Certoma ahora tiene 22 años pero a sus 20 sufrió un calvario que la persigue hasta hoy, fue prendida fuego y sufrió quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo que la obligaron a luchar durante cuatro meses por su vida. El juicio a Ezequiel Farina, único acusado por el hecho ocurrido en enero del 2017, comenzó el lunes. El entorno de la joven confía en que será condenado.

El proceso está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de Quilmes, ubicado en el edificio judicial de Leandro N. Alem 419. Ezequiel Farina está acusado de “tentativa de homicidio agravado por violencia de género y por el propósito de causar sufrimiento a la víctima”.

En este marco, Ariel Certoma, el hermano de la víctima, se mostró confiado en tener una respuesta positiva de la Justicia. “Somos positivos y confiamos en la justicia, tenemos Fe en que será condenado aunque todavía no sabemos cuántos años va a pedir la fiscal”, explicó a Info Región.

“Está muy bien, muy entera y esperando que se haga justicia”, aseguró Ariel, ante la consulta de este medio. La joven estuvo internada varios meses pero logró recuperarse y pudo contar los hechos en la primera audiencia del juicio.

En la primera jornada declararon diferentes testigos; entre ellos, Gina, su madre, su hermano, efectivos policiales y bomberos que acudieron a socorrerla. También declaró la vecina que auxilió a Gina el 3 de enero de 2017.

Este martes, en la segunda jornada, declaró el imputado. “Fue un momento difícil para nosotros y nos retiramos de la sala porque no queríamos escuchar todas las mentiras que pueda decir”, sostuvo Ariel. 

Se espera que el juicio continúe el jueves con más testimonios para dar paso, luego, a la instancia de alegatos. Respecto de las expectativas de la pena para Farina, Ariel indicó que aunque esperan “la mayor cantidad de años que se pueda”. De todos modos, aclaró que “no hay condena que sane, porque por más que le den 50 años, a Gina el cuerpo no se le va a curar”.

EL HECHO

Gina quedó gravemente herida tras ser prendida fuego en una casa de Quilmes. El dramático episodio ocurrió el 3 de enero de 2017. Una de las vecinas llamó a la Policía al ver la dramática escena.

Otro residente del barrio comentó que el presunto agresor, Ezequiel Farina, se excusó y dijo que fue ella la que se prendió fuego, mientras que la vecina le replicó: “Escuché toda la semana como la cagabas a palos”.

Previo Para Trezza, “la economía crecerá y la suba de tasas no impactará en los vecinos”
Siguiente “Nunca una suba es buena pero en el caso de las tasas es necesaria”, justificó Villa