Ríos admite que el equipo “tiene mucho por mejorar”

Brown de Adrogué despidió el año con un empate ante Quilmes. El arquero del Tricolor valoró la actuación del equipo, que ya tiene la mirada puesta en la pretemporada.

Brown de Adrogué cerró el 2019 con un empate ( 1-1) con Quilmes, que lleva a cuatro los partidos sin derrotas y deja al equipo anteúltimo en la tabla del primer semestre del campeonato de la Zona B. El arquero Martín Ríos admitió que fue un choque “raro” pero apuesta a pulir el juego en la pretemporada porque el equipo “tiene mucho por mejorar”.

El arquero calificó como “raro” el partido porque Brown se encontró desde temprano en desventaja, pero valoró que el equipo “intentó, buscó y se consiguió el empate”. Y advirtió que “quedaba muy poco tiempo para ir a buscar el partido”.

De todos modos, consideró que “por lo hecho en la cancha”, el Tricolor merecía sumar de a tres. “Quedó un sabor bastante raro”, insistió.

EL TORNEO

El equipo dirigido por Pablo Vico se encuentra anteúltimo en la tabla, con 15 puntos, y se despide del primer semestre del campeonato con 4 partidos sin perder. “Creo que este semestre fue muy complicado, dados los resultados y la posición en la tabla”, analizó Ríos, pero remarcó que el equipo “tiene mucho por mejorar”.

“Prácticamente hemos mantenido muy pocas veces el arco en cero y eso te lleva a pelear abajo”, lamentó, pero también valoró el desempeño del equipo: “Hemos hecho partidos buenos y no se han conseguido puntos, y eso también nos complicó para no crecer en la tabla”, apuntó.

LO QUE VIENE…

El combinado de Adrogué debe enfocarse en la pretemporada para “llegar de la mejor manera” a la segunda parte del campeonato, aclaró el arquero. “Tenemos que mentalizarnos de que nos jugamos la categoría“, sentenció, en diálogo con Info Región.

Es por esto que será fundamental realizar una “muy buena pretemporada”. “Cada partido es una final para nosotros en lo que viene de acá en adelante”, concluyó.

Previo Banfield trabaja con la mente puesta en Independiente
Siguiente "El golpe anímico que conseguimos es muy importante”, resaltó Valdez