Trabajadores de Cresta Roja se manifestaron por la reactivación de la fábrica

Realizaron un acto con olla popular en la sede de Esteban Echeverría “tras cuatro años de incumplimiento”. Piden por la reincorporación del personal.

Los trabajadores despedidos de la empresa alimentaria Cresta Roja se manifestaron en las inmediaciones de la fábrica, ubicada en Esteban Echeverría, tras “cuatro años de incumplimiento” en el que piden “la reactivación de la fábrica y la reincorporación” del personal.

“La sociedad debe saber la verdad, la estafa a los trabajadores, la apropiación indebida y explotación de la empresa, la connivencia entre políticos y empresarios. Lo que la Justicia que no ve”, explicaron los trabajadores despedidos, quienes bloquearon los portones de la Planta II, ubicada en la avenida Fair al 2800, en la localidad de El Jagüel, del mencionado partido.

La olla popular es una de las habituales manifestaciones por parte del personal de Cresta Roja, además de otras en donde se unen a otras fábricas de la Región (como Canale y Siam) para movilizarse a nivel nacional.

“Estamos desde las 6 de la mañana y no nos vamos a ir hasta que salga alguien de la firma y responda nuestro petitorio que consiste en que dejen sin efecto el plan de reestructuración que contempla el despido de 2.000 compañeros”, afirmó a la agencia estatal Télam Walter Legui, delegado sindical.

Y agregó: “Desde el comienzo del gobierno anterior” (2015) se les prometió la reactivación de la empresa y trabajo de calidad para todos, pero “nunca cumplieron con su promesa”.

La planta II de la sede de Esteban Echeverría trabaja con sólo 180 operarios de los más de 1200 trabajadores que fueron despedidos en los últimos años. “Sería una cargada que piensen que la situación está resuelta. Está todo igual. De los tres mil que eramos, están trabajando menos de la mitad, alrededor de 1400 personas. Los demás estamos en situación de espera y con changas”, había explicado el delegado del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (SITA) José Luis Leiva.

A través de esta iniciativa convocada por los mismos trabajadores despedidos, las cientos de personas pueden hacer visible la problemática que los aqueja hace años y tiene en velo a una gran cantidad de familias que se encuentran sin trabajo.

Previo “Se viene una etapa distinta para Avellaneda”, resaltó Cabrera
Siguiente Ferreyra sobre la fractura del macrismo en Lomas: “Las diferencias no se plantean por mensaje”