Clubes de barrio: anhelan una mirada inclusiva del Estado

Las tarifas fueron "impagables" durante mucho tiempo y muchos chicos dejaron de acudir a las instituciones. El Gobierno contempla incluirlos en el programa "Argentina contra el Hambre".

Los clubes de barrio reciben a los chicos de sectores medios y también de los más postergados. Durante cuatro años vieron como los recursos dejaban de alcanzar y las tarifas se convertían es “impagables”. La esperanza, ante el cambio de gobierno, se enciende. Las instituciones esperan una mirada más inclusiva del Estado y el Gobierno hizo un guiño en ese sentido.

La problemática de los clubes de barrio comenzó en 2015 con los tarifazos y se extiende hasta el día de hoy. En junio de 2016, el propio presidente Mauricio Macri anunció, en el club Juventud Unida de Llavallol, un subsidio para los clubes de barrio. Sin embargo, pocas instituciones pudieron acceder al beneficio, que tampoco alcanzó. Iris Pardal, dirigente del club Juventud de Llavallol, se refirió a la devolución del 40 por ciento del costo mensual de la luz que Macri prometió en la sede del club y criticó que en Juventud Unida “solo se recibió una vez y nunca más”.

A pesar de ello, desde distintos clubes de la Región, que soportaron los años de crisis, valoraron la ayuda municipal y el esfuerzo de los socios para continuar con sus respectivas disciplinas. 

Balance

Pardal fue positiva sobre el 2019 ya que destacó “la buena racha deportiva de las disciplinas” y la ayuda del municipio de Lomas de Zamora. “En 2018 el municipio hizo la losa de ampliación para hacer un gimnasio, y este año se pudo realizar el techo  por voluntad del Intendente (Martín Insaurralde”, aseguró la dirigente quien apuntó que para el 2020 esperan que se pueda realizar el piso del nuevo gimnasio para incorporar nuevas actividades.  

Desde el Club Social y Deportivo Mármol, aseguraron que en el 2019 “costó mucho juntar la plata para pagar los servicios” ya que al hecho de las tarifas “impagables” se sumó que a la gente “se le complicó mucho abonar la cuota”. 

“Cuando la gente no tiene plata lo primero que hace es dejar de lado lo que menos necesita y en este caso a nosotros nos afectó desde dos lugares, en el pago de la cuota social y en el alquiler de cancha. Al haber menos pago y menos alquiler nos costó un montón juntar el dinero y se nos hizo muy cuesta arriba”, lamentó Marcelo Volonte, tesorero del club. 

En diálogo con Info Región, la presidenta del club Defensores de Banfield, Marina Lesci, indicó que en el caso de este club “el balance que se hace es positivo a pesar de la problemática que económica que hubo que atravesar”. 

“Costó pagar los servicios, pero al ser una comunidad más grande se nos hizo más sencillo que a otras instituciones”, apuntó Lesci quien igual señaló que “hubo muchos socios que tuvieron que dejar algunas disciplinas y otros que no pudieron seguir concurriendo”. Sobre el año que acaba de comenzar la presidenta del Defensores de Banfield aseguró que “el sueño de la institución es poder ampliar la sede para que todos los que quieran ser parte del club puedan encontrar su lugar”. 

Expectativas

“Se terminó un 2019 glorioso a nivel deportivo y se inicia un 2020 que se espera igual de glorioso y más productivo para que vengan más familias al club a compartir con sus hijos en el club”, remarcó Pardal, en diálogo con este medio. Volonte aseguró que lo que tienen es “esperanza de que con el cambio de gobierno la situación cambie” aunque advirtió que a pesar de ello “todavía no se sabe lo que va a pasar”.  

El guiño del Estado

La secretaria de Deportes de la Nación, Inés Arrondo, mantuvo la semana pasada una serie de encuentros con dirigentes de organizaciones que representan a clubes de barrio para analizar la realidad de esas entidades y planificar acciones en conjunto.

Entre los puntos referenciados, se avanzó en la posibilidad de involucrar a esas instituciones barriales en el programa “Argentina contra el Hambre”, en el marco de lo acordado en una reunión que sostuvieron el pasado martes, Arrondo y la titular del Consejo Federal de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz.

“Queremos que los clubes sean actores importantes como articuladores del proceso de ejecución del programa ´Argentina contra el Hambre´, ya sea aportando información en base a sus registros de datos como su participación en el trabajo específico con el fin de que niños y niñas en situación de vulnerabilidad social mejoren su calidad de vida”, sostuvo Arrondo.

Previo Lanús: Dell'Anna resaltó que el aumento “ayuda a reactivar la economía”
Siguiente La brecha entre lo que pagó el consumidor y recibió el productor se incrementó 7,8%