Clubes de barrio: En cuatro años pasaron de pagar 2.000 a 93.000 pesos de luz

Cuando el gobierno de Mauricio Macri comenzó, abonaban tarifas razonables. Hoy, tras el tarifazo, son “impagables”.

Los clubes de barrio son un espacio de inclusión, contención y acompañamiento para jóvenes de todas las edades, pero en los últimos años su labor se vio perjudicada por los tarifazos en los servicios públicos de luz, gas y agua. En diálogo con Info Región, algunas instituciones analizaron el avance sin tregua de los valores: uno de ellos pasó de pagar 4.000 pesos bimestrales (2.000 mensuales) a 93.000 de luz.

Uno de los clubes consultados pasó de abonar 1.700 (bimestral) a 8.000 de energía eléctrica en estos cuatro años; otro paga facturas de 34.000; el peor de los casos es de una institución de Banfield que recibe facturas de 93.000 de luz y 180.000 de gas. “La situación es desastrosa”, resumen. Y lo cierto es que esos gastos deben afrontarse con la cuota social que abonan los que asisten a los clubes.

Son instituciones emplazadas en el corazón del barrio, barrios habitados por familias de clase media, que no pueden llegar a fin de mes, motivo por el que no pueden pedirse aumentos en la cuotas y si los hay, son mínimos.

El dramático relato

La presidenta del Club Defensores de Banfield, Marina Lesci, indicó que cuando comenzaron los tarifazos, “el club pagaba de manera bimestral 4.000 de luz, 5.000 de gas y otro tanto similar de agua”. Lo aumentos fueron terribles y hoy pagan boletas de “93.000 pesos de luz y 180.000 de gas”. “Es una situación desastrosa”, lamentó.

¿Cómo lograron afrontar las subas? “Lo fuimos sosteniendo con eventos y tratando de hacer rendir al club lo más que se pudo, pero ante cualquier eventualidad que surja el club corre riesgo porque no tiene margen, todo va para los servicios”, explicó la también candidata a concejal de Lomas de Zamora por el Frente de Todos.

Desde el Club Social y Deportivo Mármol, el tesorero Marcelo Volonte también hizo hincapié en que antes los servicios se facturaban por bimestre. Hace cuatro años, pagaban “1600/1700 de luz” y ahora deben pagar “de 8 mil para arriba”.

La comparación de boletas

Volonte destacó que para subsistir se vieron obligados a recortar horas de práctica en las canchas de fútbol “para tener más horas para alquilarlas, porque de eso vive el club”. “También organizamos cumpleaños los domingos y así hacemos un combo, sacamos un poquito de todos lados y pagamos un servicio”, apuntó.

“Nosotros no queremos subsidios pero sí una baja en los servicios, porque tenemos 230 pibes que vienen al club y no están en la calle. Para poder seguir con ese laburo necesitamos que bajen los servicios”, planteó Volonte.

Por su parte, Iris Pardal dirigente del Club Juventud de Llavallol analizó que “es una situación muy difícil”. “Cada vez que llega una factura temblamos antes de abrir el sobrecito”, admitió la mujer.

En el club de Llavallol son 300 los socios que participan de las actividades y que abonan una cuota social de 100 pesos. Pardal señaló que la suma que alcanzan con los socios es de 30 mil pesos, mientras que los servicios se tornan “impagables”. “De luz vienen 34 mil y de agua 7 mil más”, detalló.

La problemática de los clubes de barrio comenzó en 2015 con los tarifazos y se extendió hasta el día de hoy porque las sumas que deben pagar de servicios son exorbitantes. En junio de 2016, el propio presidente Mauricio Macri anunció una tarifa para clubes de barrio y utilizó como sede el club de Llavallol. Para acceder a la devolución del 40 por ciento debían inscribirse en un Registro de Clubes de Barrio pero de inmediato proliferaron las denuncias porque era imposible inscribirse.

Previo Alberto y Cristina cerraron su campaña: "Sabemos lo que hay que hacer”
Siguiente Por unanimidad, Molea fue reelecto como rector de la UNLZ