Paritaria Nacional Docente: CTERA pedirá que se recupere el salario perdido

El reclamo contempla el salario perdido, el piso a nivel nacional y el incentivo docente, precisó a Info Región Roberto Baradel.

Luego de que el Ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, anunciara que la paritaria nacional docente sería en enero, desde la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) advirtieron que las conversaciones comenzarán en la segunda quincena. ¿Cuál será el reclamo del sector?

“Estamos esperando que se restablezca la paritaria nacional a través de un decreto y que se pueda fijar un piso salarial en todo el país para que se puedan hacer las convocatorias en cada una de las provincias”, admitió el secretario general adjunto de CTERA, Roberto Baradel. Consideró que recomponer el piso nacional “implica una apuesta fuerte a la educación pública”.

El Ejecutivo anunció que sería durante el mes en curso y Baradel señaló que “será en la segunda quincena”.  “Más allá del porcentaje, en la paritaria vamos a tener en cuenta la recuperación del salario perdido, un piso a nivel nacional y el incentivo docente”, precisó Baradel, pero aclaró que también se incluyen en la discusión “la problemática de infraestructura escolar, la formación y actualización docente y que los chicos puedan comer y tener políticas socioeducativas”. 

Explicó, además, por qué los docentes no formaron parte del aumento por decreto (a cuenta de la paritaria) para el sector público y privado. “Los docentes dependemos de provincia y tenemos una paritaria nacional que exige un piso salarial y un fondo de compensación y un trayecto del salario lo paga el estado nacional, es por eso que no fuimos parte del decreto”, recordó. 

El rol de la Escuela en el “Consejo Contra el Hambre”

CTERA forma parte del Consejo Federal contra el Hambre y Baradel brindó a este medio algunas precisiones sobre el rol de los educadores. “Lo primordial desde las instituciones educativas es detectar las necesidades de los chicos que necesitan comer y poder dirigirnos también no solo a los chicos que acceden a la escuela sino a sus  familias”, explicó. 

La escuela realiza el diagnóstico, “para poder articular con otras áreas del Estado”. “La idea es que desde la escuela se pueda intervenir, con una interacción con el Estado en aspectos de salud, deporte, y la promoción de los derechos del niño y adolescentes”, detalló Baradel. 

“Cuando se detecta que hay un chico que no tiene para comer es porque está pasando además por otra serie de problemáticas, entonces el Estado se tiene que hacer presente en cuanto a garantizar la igualdad no sólo de oportunidades sino de posibilidades de los chicos que no tienen las condiciones familiares para poder asistir a las escuelas y la escuela será la encarga de detectar las necesidades en los chicos para que el Estado intervenga”, finalizó. 

Previo Los Andes: Dimas Morales se perderá el arranque del Clausura
Siguiente Juan Brunetta se suma a la Selección sub 23