A partir del lunes, se vuelve al sistema de fases en el Conurbano

Los distritos del sur que forman parte del AMBA se encuentran en Fase 2. El fin de semana del 5 y 6 de junio, las restricciones vuelven al máximo.

Faltan algunos días para que finalice el período de confinamiento estricto y una vez que termine, la provincia de Buenos Aires volverá al sistema de fases. El sur del Conurbano se encuentra en Fase 2, pero se flexibilizan las restricciones respecto a las vigentes hoy. Podrán abrir comercios no esenciales y se habilitan las actividades deportivas colectivas hasta 10 personas, con o sin contacto, al aire libre.

El jefe de Gabinete, Carlos Bianco, expuso que, a partir del lunes y hasta el 11 de junio -a excepción del fin de semana del 5 y 6 de junio, cuando se volverán a restringir al máximo las actividades- lo que “estará vigente es una vuelta a la normativa anterior, el sistema de fases tal como lo conocemos” y graficó que “continuarán las clases no presenciales”.

El funcionario provincial informó que 121 municipios se encuentran en fase 2, la de mayores restricciones; dijo que 13 comunas permanecen en fase 4 y añadió que sólo una, San Cayetano, en fase 3.

fases

El sur del Conurbano se encuentra en la Fase 2, que permite que funcionen los comercios esenciales como aquellos que no lo son, las salidas recreativas para niños y niñas, las actividades deportivas en grupos de hasta 10 personas al aire libre, las actividades sociales y familiares hasta 20 personas en espacios públicos al aire libre, ceremonias religiosas (hasta 20 personas), entre otros.

Lo que permanece prohibido son las actividades culturales (los talleres se habilitan hasta 20 personas), cines, shoppings, gimnasios, museos, bingos y casinos, actividades y reuniones sociales en domicilios particulares y el turismo, entre otras. El horario en el que no se puede circular vuelve a ser de 20 a 6 y los comercios pueden abrir hasta las 19. Tampoco habrá clases presenciales.

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, manifestó este viernes que “la tensión sobre el sistema sanitario sigue siendo alta y preocupante”, por lo que pidió continuar con las medidas de cuidado para lograr un descenso en los contagios de coronavirus mientras se avanza en el plan de vacunación, en el séptimo día del aislamiento estricto que culmina el domingo.

Planteó que “los 41.000 casos de ayer, no son el reflejo del impacto de las medidas” adoptadas por el presidente hasta el 31 de mayo. “Hay que esperar para ver el resultado de estas disposiciones”, indicó Gollan y puso de relieve que “hay una desaceleración de la velocidad de crecimiento de los contagios, pero siguen creciendo tanto en el interior (de la provincia) como en el AMBA”.

Asimismo, expuso que el indicador de camas de camas de terapia intensiva “sigue siendo preocupante”, debido a que se registra un 74,96% de ocupación en el AMBA y un 63,35% en el interior, lo que constituye “un récord histórico” y genera la necesidad de derivación constante de pacientes entre ciudades.