Covid-19: La Provincia y la ciudad de Buenos Aires alertan sobre una nueva ola


El incremento sostenido de los casos de coronavirus que en la última semana se incrementaron en un 54 por ciento provocaron que tanto el ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, como su par porteño, Fernán Quirós, coincidan en que se está ante el inicio de una nueva ola de contagios de Covd-19, aunque descartaron imponer nuevas restricciones sanitarias.

En ese sentido, Nicolás Kreplak, avisó que “es muy probable que se acelere el crecimiento” de casos en territorio bonaerense y señaló que “este aumento podría ser el inicio de una nueva ola de coronavirus” al precisar que “subieron los casos notoriamente”, aunque aclaró que “no tanto como en el pico de enero”.

“Sabemos que cuando empieza a subir, a veces sube muy rápido. Esto sucede por dos cosas: la llegada del frío, por eso hay que ventilar y usar barbijo en lugares cerrados. Y además, está circulando la subvariante BA.2 de Ómicron, 30 por ciento más contagiosa que la anterior, y BA.2 es la que causó los rebrotes en todo el mundo”.

Al respecto, Kreplak pidió reforzar la vacunación y explicó que el 95 por ciento de la población en la provincia se aplicó la primera dosis, un 90 tiene la segunda y un 51 tiene una dosis de refuerzo.

“Lo importante es que los mayores de 50 años, en un 90 por ciento se dieron la tercera dosis. A diferencia de lo que pasa con la gripe, con el Covid a pesar de la mutación, sigue siendo la misma vacuna. La Ómicron precisa una dosis más, por eso la tercera dosis es importantísima para la población”, insistió.

Por su parte y en sintonía, desde la ciudad de Buenos Aires, Quirós señaló que se pasó de 200 a 300 casos diarios en promedio a 1.000 a 1.100 contagios por día aunque sostuvo que se esperaba que esto ocurriera “en abril o mayo”.

En su conferencia semanal sobre la situación sanitaria, el titular de la cartera sanitaria porteña indicó que la suba se debe a la llegada del frío, la nuevas subvariantes más contagiosas que circulan en el país, la baja gradual de la inmunidad y el relajamiento de las medidas de cuidado, en especial el uso de barbijo.

Quirós explicó que en esta nueva etapa de transición de la pandemia la suba de contagios no implica un aumento de las internaciones o muertes, ya que la gran mayoría de los nuevos casos son infecciones leves.

“No esperamos más restricciones en torno a la pandemia, porque el grado de protección inmune es muy alta, los casos son leves y ya no hay cuadros de gravedad en la enorme mayoría de los pacientes”. Y señaló que “las restricciones no son necesarias, básicamente porque cada restricción tiene daños y no hay necesidad de agregar un nuevo daño social”, concluyó Quirós.