Hogares piden la colaboración de la comunidad

Tanto Casa MANU como el Leopoldo Pereyra expresaron la necesidad de algunos insumos y piden tender puentes solidarios. ¿Cómo ayudar?

En los últimos días, dos hogares de la Región hicieron un llamado a la comunidad para colaborar con las instituciones. Insumos como pañales, leche y elementos de higiene son algunos de los pedidos.

El hogar Leopoldo Pereyra de Banfield recibe a chicos y chicas institucionalizados. Hicieron el pedido a través de las redes  sociales, esperando la respuesta solidaria de la comunidad. Según precisaron, necesitan ropa interior de niños, pañales XG y XXG, leche NAN H.A. y guantes  descartables.

En este hogar viven actualmente 40 niños y niñas judicializados y las edades van desde los meses de vida a los 8 años.  Aquellos que puedan dar una mano deben acercar las donaciones al hogar ubicado en Alvear 920 de Banfield. De lunes a viernes, de 8 a 18, y los sábados por la mañana.

Casa MANU, hogar en el que residen niños que viven con VIH o Sida y se encuentran en estado de abandono, también hizo una convocatoria a través de redes sociales. El pedido es de toallitas húmedas para bebés, óleo, algodón, colonia para bebés, gelatina, flan, sal, caldos, condimentos varios y esponjas para cocina. Las donaciones se reciben en el hogar, ubicado en Manuel Wieman 662 de Monte Grande, de 9 a 17.

En diálogo con Info Región, la referente del hogar de Monte Grande, Silvia Casas, afirmó que tienen que “andar achicando absolutamente todo para achicar los gastos”. “No podemos tener la casa con velas o no bañar a los niños todos los días”, manifestó.

“Nos llegó una factura de luz de 7 mil pesos. Realmente nos está preocupando muchísimo poder cumplir con el pago de los servicios porque también nos llegó 4 mil pesos de gas, como los impuestos y la suma de todo. Es inimaginable pensar lo que cuesta sostener el hogar”, explicó.

“Más que nunca necesitamos la ayuda de la comunidad, pero también somos comprensivos con lo que le pasa la comunidad y lo que nos pasa a nosotros en nuestros propios hogares”.

La misión de Casa MANU es la inclusión de los chicos en la sociedad. Casas fue la primera mujer en adoptar a un nene con VIH, Emmanuel, quien murió a sus 8 años. Transformó el dolor en acción y dio vida al hogar. Vale destacar, además, que la institución fue elegida por la AIDS Healthcare Foundation (AHF), una fundación internacional que trabaja en hacer hincapié en la prevención de la transmisión de la enfermedad, para poseer un centro de testeo rápido.

Ambas instituciones suelen realizar actividades durante todo el año para recaudar fondos. “La feria más linda” es la habitual convocatoria del hogar de Banfield, mientras que en Monte Grande la propuesta es una feria americana y y la tradicional Correcaminata, además de la calesita.

Previo Los estrenos de la semana
Siguiente Protesta y escándalo en la Clínica Estrada