Tragedia de Transradio: La CPM advierte que son ocho los muertos

En las últimas  horas falleció Walter Barrios. “Llevaba dos meses detenido por encubrimiento”, precisaron desde la Comisión provincial por la Memoria.

Durante la madrugada del 15 de noviembre, la comisaría de Transradio se prendió fuego a  partir de una serie de incidentes entre los reclusos. En ese momento, había 26 detenidos. Cuatro murieron en el acto y otros tantos fallecieron con el correr de los días.

La información oficial fue que dos detenidos estaban forzando las rejas para escapar y tras notificar a sus superiores, al menos diez móviles policiales se acercaron a la seccional ubicada sobre Camino de Cintura. Los internos, al ser descubiertos, pusieron colchones contra la puerta, generaron un incendio y se produjo un intento de motín. En ese momento, se originó una pelea en el calabozo entre los que pretendían generar el fuego y los que se oponían.

Cuatro presos fallecieron en el lugar y otros diez tuvieron que ser trasladados a un hospital por inhalación de monóxido de carbono. De ellos, cuatro murieron con el correr de los días.

En las últimas horas murió Walter Barrios. “El joven llevaba dos meses detenido en la Comisaría 3° por el delito de encubrimiento, que implica penas mínimas de entre 6 meses a 3 años”, señalaron desde la Comisión Provincial por la Memoria. “Para la CPM resultan fundamentales los testimonios en sede judicial de los sobrevivientes de la masacre que indican que no hubo intentos de motín ni de fuga”, apuntan.

“Se trata de la mayor masacre en la historia de las comisarías argentinas y, tal como viene señalando la Comisión Provincial por la Memoria, es el resultado directo del hacinamiento y la sobrepoblación, entre otros factores de violación de derechos en contexto de encierro, de una política criminal que persigue y encierra a los pobres”, cuestionan desde el organismo.

El Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires rechazó la versión de que los jueces y fiscales del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, pese a los reiterados requerimientos de las autoridades policiales, son quienes remiten los presos a las comisarías clausuradas por ellos mismos. “Quien dispone los lugares de detención es el Poder Ejecutivo de la Provincia, a través del Ministerio de Seguridad”, aclara.

Previo “La postura de la oposición es fácil porque ellos nos dejaron en esta situación”
Siguiente El dólar volvió a superar los $37