Murió la joven quemada por su novio en El Jagüel

Se trata de Rocio Micaela Cortes, quien tenía el 50% del cuerpo quemado y agonizó por 15 días.

Una joven de 24 años que había sido quemada durante una discusión con su pareja en El Jagüel, en Esteban Echeverría, murió tras 15 días de agonía en un centro de salud especializado en la ciudad de La Plata y se convirtió en la víctima 33 de un femicidio en lo que va del año.

Se trata de Rocío Micaela Cortés (24), quien falleció en el Pabellón del Quemado del Hospital Interzonal General de Agudos José de San Martín, ubicado en la capital bonaerense.

Fuentes policiales informaron que el 50 por ciento del cuerpo de la víctima presentaba “quemaduras por acción directa del fuego” y que, a raíz de esas lesiones, estuvo recibiendo asistencia respiratoria mecánica, sedantes y anelgésicos.

Tras la muerte de Rocío, la causa en la que está detenido y como único imputado su novio, Leonel Barrios (23), fue recaratulada como “homicidio agravado por el vínculo y por violencia de género”.

El joven será indagado en las próximas horas por la fiscal Verónica Pérez de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) especializada en Violencia de Género, dijeron los voceros.

El hecho

Ocurrió el martes 5 de febrero al mediodía en una vivienda situada en la calle Las Cina Cinas, en El Jagüel, partido de Esteban Echeverría, en el sudoeste del Gran Buenos Aires, donde Rocío se encontraba junto a su hijo y su pareja.
En esas circunstancias se originó una discusión entre la joven y Barrios, que terminó cuando ella fue atacada y sufrió graves quemaduras.

La joven fue auxiliada por familiares y trasladada al mencionado centro asistencial de Esteban Echeverría, mientras que Barrios escapó en su auto y lo abandonó sin las llaves y a unas pocas cuadras, en la esquina de 25 de Mayo y San Luis.

Alertados de lo ocurrido, los efectivos de la comisaría 5ta. de El Jagüel se trasladaron hasta el lugar del hecho, donde se entrevistaron con una tía de la víctima, quien dijo que hacía una semana les había dado alojamiento en su casa a su sobrina y a Barrios y que desde la mañana habían comenzado a discutir.

Esta mujer contó que la pelea le pareció normal ya que ambos convivían desde hacía cuatro años y siempre se trataban de esa manera. Sin embargo, la tía sostuvo que alcanzó a ver cómo su sobrina salió corriendo de la habitación, prendida fuego, y se tiró a una pileta; al tiempo que observó a Barrios salir de la casa y huir en su vehículo.

La madre de la joven quemada afirmó tras el hecho que el acusado también quiso ahogar a su hija en la pileta de la casa luego de haberla golpeado y prendido fuego.

Horas después de escapar, Barrios fue detenido por la policía en la vivienda de un tío, ubicada en la vecina localidad de Monte Grande, antes de que partiera en micro a la ciudad de Pergamino.

Previo Paritaria docente: El gobierno convocó a una reunión técnico-salarial
Siguiente Vazquez fue reelecta como decana de la Facultad de Derecho de la UNLZ