Acuerdo con la oposición: Siguen las repercusiones

Gobernadores, senadores, diputados y dirigentes se muestran a favor del diálogo convocado por el Gobierno, pero piden que sea “con todos” y a “agenda abierta”.

La semana pasada comenzaron las conversaciones, que incluirían un llamado a la ex presidenta Cristina Fernández. Desde varios sectores se mostraron a favor del diálogo, apostando a un “gran acuerdo”.

El senador Miguel Pichetto destacó la necesidad de no mezclar lo electoral con el diálogo convocado por el Gobierno y aseguró que “si se le incorpora un componente electoral de ventaja política”, el acuerdo “se va a distorsionar y va a fracasar”, en un intercambio con la prensa en el Malba.

El ex ministro de Economía Roberto Lavagna destacó que “dialogar siempre es importante” y que “cuando hay oportunidad de diálogo hay que aprovecharla”, en referencia al acuerdo que propicia el gobierno nacional con todo el arco político y que incluye consensos mínimos y básicos.

El gobernador de Salta y precandidato presidencial de Alternativa Federal, Juan Manuel Urtubey, reiteró su respaldo al acuerdo y, si bien sostuvo que “debió haber sido más temprano”, destacó la importancia de dialogar entre todos los sectores porque “Argentina necesita volver a mostrar confianza”.

El gobernador de Chaco, el peronista Domingo Peppo, se mostró a favor de la convocatoria de Macri a precandidatos presidenciales de Alternativa Federal de políticas públicas consensuadas para después del 10 de diciembre, al sostener que el país “requiere y necesita un gran acuerdo”.

El diputado nacional por Evolución Martín Lousteau convocó a espacios políticos del oficialismo y de la oposición a formar “una gran coalición” para las próximas elecciones, con el objetivo de “tratar de cerrar la grieta” y debatir cómo “reimaginar el Estado argentino” para recuperar a los sectores de la clase media y el potencial exportador del país.

Por su parte, el diputado Diego Bossio destacó la importancia de “un diálogo sincero y franco” basado “no sólo en la agenda del Gobierno sino también en la agenda de la oposición”.

El ex presidente Eduardo Duhalde propuso que la Iglesia convoque al diálogo impulsado por el Gobierno para consensuar un acuerdo de políticas públicas, con una agenda “abierta” para que la oposición puede incluir otros temas.

Previo Murieron dos operarios en una planta de tratamiento de gas
Siguiente El dólar arrancó la semana con una suba de 30 centavos