Moyano sobre el allanamiento: “Esto es un disparate”

En la puerta de la sede gremial, el titular de Camioneros criticó el operativo que hizo Gendarmería durante ocho horas.

Luego del allanamiento que se extendió durante más de ocho horas la sede del Sindicato de Camioneros que conducen Hugo y Pablo Moyano, en el marco de causa por presuntas irregularidades y asociación ilícita la barra brava y dirigentes del club Independiente, el titular del gremio sostuvo que “es un disparate”.

“Señor Presidente no siga haciendo estupideces. Lo único que saben hacer es obedecer al Fondo Monetario Internacional. Vinieron una vez más y no encontraron nada”, remarcó Hugo Moyano.

El operativo comenzó desde la mañana en la sede gremial de San José al 1700 del barrio porteño de Constitución, y cuando llegaron los gendarmes ya estaban en el lugar los Moyano.

“El ministerio de Seguridad, a través de Patricia Bullrich, por vigésima quinta vez allana la sede de Camioneros. Vienen a buscar no sabemos qué”, cuestionó Pablo Moyano. “Nos quieren meter miedo para bajar el convenio, pero no vamos a aflojar”, aseguró.

Más temprano, los Moyano advirtieron que esta “maniobra” responde a la medida de fuerza convocada por el Frente Sindical, junto a las CTA, del 30 de abril pasado. Hugo Yasky llamó a “defender a los compañeros de esta nueva embestida del Gobierno” contra los que defienden a los trabajadores. “Basta de este estado de excepción permanente”, reclamó.

CGT

El consejo directivo de la CGT repudió el allanamiento a través de un documento firmado por Héctor Daer y Carlos Acuña, los secretarios generales de la central obrera.

“Nos solidarizamos con los trabajadores camioneros y con sus dirigentes, y ratificamos nuestra posición de rechazo a los ataques injustificados que vienen sufriendo numerosas organizaciones de trabajadores”, apuntaron.

Después de calificar de “gravísimo” el allanamiento contra la sede principal del Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca), el comunicado hizo referencia a la causa “cuyas irregularidades denunciadas por jueces intervinientes con anterioridad, parece claramente armada para perjudicar a dirigentes sindicales por defender los derechos de sus trabajadores”.

Además, sostuvo que la situación se agrava por “el despliegue inusitado e innecesario de 150 Gendarmes, que más parece una puesta en escena, para desviar la atención de los graves problemas que padecen los trabajadores y los sectores más vulnerables de nuestra sociedad”.

Previo La carta de Macri y el riesgo de los consensos ambiguos
Siguiente Para Díaz Pérez, los 10 puntos del Gobierno “son exclusivamente electoralistas”