La toma del ENAM se extiende hasta el miércoles

Así lo informaron desde el centro de estudiantes a Info Región. Es en rechazo al Operativo Aprender.

Alumnos de la Escuela Nacional Antonio Mentruyt (ENAM) de Banfield tomaron este lunes la institución en rechazo al Operativo Aprender, que se lleva a cabo en todo el país entre hoy y mañana.  

En diálogo con Info Región, Micaela, presidenta del centro de estudiantes, explicó: “La medida de fuerza es en contra de un operativo que intenta medir el nivel educativo a través de una prueba que en la que uno no se puede explayar”.

“Piensan que con las opciones ‘si’, ‘no’ y ‘no sé’ alcanza. No son respuestas que pueden concretar algo definitivo como para medir el nivel educativo en las escuelas”, alertó la joven, en el marco del segundo día de toma. 

Este 3 de septiembre se evalúa a todas las escuelas secundarias del país en Lengua y Matemática. El 4 de septiembre se aplicará una prueba a una muestra de 300 escuelas en Educación Ciudadana y Ciencias Naturales.

El comunicado

¿POR QUÉ RECHAZAMOS EL OPERATIVO APRENDER?
El viernes 30 de agosto se realizó en la ES N°21, una charla sobre el Operativo Aprender, a cargo de responsables locales en su aplicación. La misma fue cuestionada por nuestrxs estudiantes, quienes preguntaron: ¿Cuál era el objetivo?
Las respuestas fueron contradictorias, hablaron de mejorar la calidad educativa, de anonimato, responsabilidad democrática, neutralidad, etc.
Y lxs chicxs replicaron ¿Cómo se puede mejorar la calidad, si se toma el mismo múltiple choise en escuelas con distintos contextos socioculturales?, ¿Es posible mejorar lo educativo si es anónima y no se ubica la respuesta?, ¿Qué es calidad educativa?
La calidad educativa no es neutra. La educación y sus diseños curriculares marcan guías para la formación de sujetos sociales, a través del Sujeto Pedagógico, dado por la triada que establece el vínculo docente – estudiante, mediado por el contenido.
El sujeto pedagógico no es neutro, está inserto en un contexto económico, social, cultural. Sin embargo el Ministerio y su Comisión Evaluadora lo ignoran, apelando a la neutralidad con el argumento de garantizar una mejor educación.
El
Operativo Aprender 2019, como en años anteriores, no contempla la evaluación en proceso y en contexto, no convoca, ni incorpora a los docentes y estudiantes en la elaboración de la prueba.
La evaluación no es integral sino parcial y direccionada, este año se preguntará sobre formación en ciudadanía “En Aprender vamos a medir cuánto saben los estudiantes sobre los contenidos mínimos que debe brindar la escuela: la Constitución Nacional, la forma de gobierno (los poderes, la democracia y los partidos políticos), el sistema electoral argentino, los derechos y garantías, los derechos humanos, la discriminación, género y educación vial”, dijo a Clarín Elena Duro, secretaria de Evaluación Educativa del Ministerio de Educación Nacional. “La idea central es que así como tienen derecho a votar, también debería haber una contrapartida por parte de estos jóvenes, que es dar cuenta de los contenidos mínimos que deben saber para hacer frente a una elección” agregó.
Sería pertinente preguntarse ¿cuál es el respeto de este gobierno a la ciudadanía?,¿Cuánto conoce del funcionamiento del sistema electoral, de derechos y garantías? Cabe recordar que en 2019 muchos de los votantes jóvenes de 16 a 18 años, no aparecían en el padrón electoral y señalar que en Argentina el voto no es calificado.
Al igual que las pruebas PISA, producidas por organismos internacionales argumentando orientar políticas públicas, el Aprender ejecuta múltiple choice en los que los docentes aplicadores cumplen la función de meros ejecutores de preguntas cerradas, que no miden la inclusión educativa e ignoran las diferencias sociales, culturales y económicas de estudiantes, docentes y escuelas del país.
Como docentes consideramos que este tipo de mediciones, no evaluaciones, llamadas operativos, son inapropiadas y tienen como único efecto reforzar una política de mercado, que lejos del bien común, considera a la educación como un gasto, un servicio, no una inversión en presente y futuro. Que vacía a las escuelas de recursos pedagógicos, que impide la capacitación en servicio, que no garantiza un plan alimentario cuando los ajustes neoliberales ejecutan políticas de hambre. Encubre en realidad una nueva embestida privatista.
Nosotrxs como Docentes nos manifestamos en defensa de la Educación Pública, por el derecho a una educación libre, gratuita e inclusiva y le decimos NO al Operativo Aprender 2019.
Cuerpo de Delegados ES N° 21

Previo Los Andes: Para Galeano, “hubiese sido un golpe duro” la salida de Kopriva
Siguiente “El pueblo es exitista y se pierde de votar a Lavagna”, lamentó Chiche Duhalde