Juicio por el crimen de Scriva: Declararon los acusados

David Nicolás Acosta y Héctor Ángel Pereyra sostuvieron que son inocentes al exponer ante el TOC 10 de Lomas de Zamora.

Se llevó a cabo una nueva audiencia del juicio por el crimen de Sebastián Scriva, asesinado en 2018 en Almirante Brown. Por el hecho están imputados David Nicolás Acosta y Héctor Ángel Pereyra, quienes declararon este viernes y manifestaron que son inocentes.

Acosta y Pereyra están acusados de “robo agravado por el empleo de arma de fuego en concurso real con homicidio criminis causa”.

La audiencia

En la nueva jornada del juicio a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 10 de los Tribunales de Lomas de Zamora, el primero en declarar fue Pereyra, quien aseguró que la madrugada del 11 de febrero, cuando ocurrió el homicidio, había ido a la peluquería por la noche y luego se dirigió en su moto a la casa de un amigo, junto con Acosta. 

“Fuimos alrededor de la 1 a esperar a los que faltaban y cuando llegaron nos fuimos para el baile tipo 2.30 o 3”, indicó Pereyra, quien también reconoció que iba “seguido” a la pizzería y que se conocían con la víctima. 

Cuando fue consultado por las partes sobre por qué creía que había sido detenido por el crimen, respondió: “Cuando salimos del baile dimos unas vueltas y ahí fue cuando chocamos y quedamos tirados. En el hospital me secuestraron 3.900 pesos que tenía en el bolsillo y la custodia me dijo que estaba detenido por el crimen de Seba”. 

El imputado sostuvo que el dinero lo había recaudado trabajando para poder retirar un auto que tenía secuestro policial y advirtió que en total eran 6 mil pesos, pero lo que faltaba lo habían gastado en el boliche. También afirmó que “ninguno llevaba casco”, a diferencia de la descripción de los testigos. 

Por su parte, Acosta avaló lo expresado por Pereyra y se refirió también a la campera que utilizaba ese día similar a la que según testigos llevaba el responsable de los disparos. “Era de Luisito (un amigo). Me la puse cuando salimos del baile porque tenía frío pero no tuve nada que ver con lo que pasó”, se defendió.

La próxima audiencia será el miércoles 16 a las 9 en los Tribunales de Lomas de Zamora. Se esperan más declaraciones de testigos y la etapa de alegatos.

EL HECHO

Sebastián Scriva (60) atendía su negocio, ubicado en la esquina de Madariaga y Portugal de Almirante Brown, y cuando se disponía a cerrar el local fue abordado por dos sujetos que le robaron la recaudación y lo balearon en el pecho. Fue trasladado al hospital de Monte Grande, pero falleció tras ser intervenido quirúrgicamente.

Horas más tarde, los sospechosos fueron detenidos cuando chocaron a bordo de una moto que tenía pedido de secuestro. Los encontraron alcoholizados y heridos en el hospital Santamarina luego de que sufrieran un accidente, tras asistir a un bar de Monte Grande llamado “Lukovo” donde habrían gastado parte de lo robado.


Previo Fútbol femenino: Los equipos de la Región se preparan para una nueva fecha
Siguiente Massa en San Vicente: “Desde el 10 de diciembre vamos a volver a poner de pie a la Argentina"