Paro y multitudinario acto de las CTA y el Frente Sindical

“Vamos a estar en la calle hasta que cambien las políticas”, aseguró Hugo Yasky en Plaza de Mayo.

La CTA de los trabajadores y la CTA autónoma, junto al Frente Sindical para el Modelo Nacional, realizan un paro de 36 horas. En este marco, realizaron un multitudinario acto en la Plaza de Mayo, en el que varios dirigentes le reclamaron al Gobierno que de marcha atrás con las políticas que se están implementando y rechazaron el acuerdo con el FMI.

La medida de fuerza también alcanza a algunos gremios de la CGT que integran el Frente Sindical para el Modelo Nacional (FSMN), lanzado por Hugo Moyano que incluye a Camioneros, SMATA y la Asociación Bancaria (AB), entre otros.

Hugo Yasky fue uno de los oradores: “¿Quería una señal el FMI? Ésta es una señal, también mañana: ¡no al FMI!”, planteó en el acto, al tiempo que reclamó: “El gobierno tiene que entender que los trabajadores y trabajadoras vamos a estar en la calle hasta que cambien su política económica”.  “Mañana le vamos a mostrar al mundo la foto de un país que dice no. La señal es mañana. No al FMI, no al Presupuesto del Fondo, no a despidos. Sí a la unidad y a la justicia social”, apuntó.

Daniel Catalano, de ATE Capital, destacó que en el caso histórico hay “un pueblo organizado, digno, de pie y en lucha para decirle basta al ajuste neoliberal, para decirle basta a Macri y al FMI”. Los organizadores estiman que asistieron unas 500 mil personas.

Sergio Palazzo, en tanto, remarcó: “Es  maravillosos ver esta expresión popular en la calle de cientos de miles de trabajadores que se han congregado en esta emblemática y mítica Plaza de Mayo”. “Hasta aquí llego el ajuste y la derecha en la Argentina”, sentenció.

Hizo alusión a la medida de fuerza convocada por la CGT, de mañana, que cuenta con la adhesión de las CTA y el Frente Sindical, y planteó que “la expresión de rechazo va a ser unánime mañana”, al tiempo que remarcó la “muestra de madurez” de los gremios frente a la “angustia y desesperación de los trabajadores”.

Sobre el Gobierno, aclaró: “No buscan encarcelar dirigentes, buscan encarcelar las  políticas de  inclusión, integración que han desarrollado los gobiernos populares”, recordando la detención de Juan Grabois, de la CTEP, y remarcó que ninguno de los dirigentes  presentes en el acto “engrosó la lista de los que buscan darle tiempo al Gobierno”.

Hizo un llamado a los diputados y senadores de la oposición, de cara al tratamiento del Presupuesto 2019. “Si son opositores de verdad, que se dejen de joder y tomen la valiente decisión de no acompañar el presuipuesto, sino son funcionales”, reclamó Palazzo.  El Gobierno prevé una caída de la economía del 0,5%, la inflación promediará el año próximo un 34,8 por ciento interanual y alcanzará en diciembre de 2019 un 23 por ciento acumulado en 12 meses y un dólar a $40,10 para el año próximo.

Previo Por baja de ventas, comercios de Lomas cierran sus puertas
Siguiente En busca de un volantazo, para la CGT