La CAME pide que los aumentos sean diferenciales

La entidad considera que se bien la recomposición salarial es “fundamental”, debe haber diferencia por región, tamaño y tipo de empresa.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) admitió que es “fundamental” una recomposición de salarios, tras la oficialización del aumento de 4000 pesos de este sábado, pero pidió que “sean diferenciales”.

La entidad “reconoce la necesidad de una recomposición salarial, fundamental para que se reactive el consumo, aunque solicita que los aumentos sean diferenciales por región, tamaño y tipo de empresa, porque hay sectores más afectados por la crisis”, y advierte, por ejemplo, que “no es lo mismo el sector textil que el aceitero, ni se puede comparar la rentabilidad de un pequeño comercio ubicado en grandes ciudades que en el interior profundo”.

Da cuenta, en ese marco, que “la mayoría de las pymes” están abonando dos cuotas del bono de 5 mil pesos anunciado el año pasado “y ahora el decreto establece un incremento salarial de 3 mil pesos más y mil extras en febrero”.

“A modo de ejemplo, para la liquidación del mes de enero un comercio deberá sumar 3 mil pesos del reciente decreto, más mil del “bono” (que se incluyó como recomposición salarial), más el incremento anterior de paritaria, que en este caso quedó establecida en 4.5% de ajuste para el primer mes del año. Además de prever el pago de vacaciones. Para el cálculo de febrero, el sector mercantil deberá enfrentar 5 mil pesos más por cada trabajador (mil del bono + 4.000 pesos del decreto, porque ya se había contemplado 3 mil en enero y se suman mil más). Y en marzo otro aumento previsto de paritaria de Comercio del 4.5%”, detalla la entidad.

En este sentido, “CAME considera que los incrementos determinados por el Gobierno deberían ser absorbidos no sólo para ‘futuras negociaciones paritarias’ (como establece el inciso A del artículo 2 del Decreto 14/2020) sino también en las escalas vigentes”.

Alerta que “a las pequeñas y medianas empresas les preocupa enfrentar más incrementos de costos cuando ya la rentabilidad y competitividad están comprometidas desde hace meses”. “Todo esto, más allá de que el decreto establece para las pymes un pequeño diferencial: quedarán eximidas por 3 meses del pago de las contribuciones patronales con destino al Sistema Integrado Previsional Argentino, en relación sólo al aumento dispuesto, es decir por los 3 mil o 4 mil pesos”, agrega el texto.

CAME insiste con el pedido de “créditos especiales con tasas diferenciales de disponibilidad inmediata y sin trabas burocráticas para poder enfrentar estos compromisos y un sistema de asistencia REPRO express para firmas con dificultades”.

Previo El aumento para estatales y docentes se anuncia en los próximos días
Siguiente Avellaneda: Garibaldi advirtió que “habrá que tener paciencia” para la reactivación económica