El 20 de enero comenzará a repartirse la Tarjeta Alimentaria en el Conurbano

Será en Brown, Avellaneda, La Matanza, Hurlingham, San Fernando, San Martín y Morón. En la provincia se entregarán 560 mil tarjetas.

El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y el gobierno bonaerense acordaron este jueves que la distribución de las tarjetas alimentarias comenzará el 20 de enero en los municipios del Conurbano, en el marco del Plan Nacional Integral “Argentina Contra el Hambre”.

El acuerdo fue firmado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof, y el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, en el salón Dorado de la Casa de Gobierno, en La Plata.

“Hacía falta actuar de manera urgente e inmediata. La prioridad es el hambre, que no puede esperar porque genera efectos devastadores de por vida”, subrayó Kicillof durante una conferencia de prensa tras la firma.

Por su parte, Arroyo precisó que en el distrito, en acuerdo con el Banco Provincia, se distribuirán 560 mil tarjetas que beneficiarán a 1 millón de chicos. “Este es un esquema de emergencia. Si no hay más hambre en nuestro país no hay más tarjeta. Esta medida significa también más producción de alimentos de la agricultura familiar y la economía popular; se trata de un gran plan de empleo”, resaltó.

Cronograma

El cronograma de entrega de tarjetas se iniciará el 20 de enero en los partidos de Almirante Brown, Avellaneda, La Matanza, Hurlingham, San Fernando, San Martín y Morón.

El 27 continuará la entrega en Lomas de Zamora, Merlo, San Miguel, Malvinas Argentinas y Quilmes; y el 3 de febrero seguirá en Lanús, Esteban Echeverría, Ituzaingó, Moreno, Tres de Febrero, Tigre, José C. Paz y Florencio Varela.

El operativo finalizará el 10 de febrero en San Isidro, Vicente López, Ezeiza y Berazategui. De esta forma, en el lapso de 4 semanas, la tarjeta llegará a 24 municipios del conurbano.

Sobre el Plan

El Plan Argentina contra el Hambre busca garantizar la seguridad alimentaria de toda la población y familias argentinas, con especial atención en los sectores de mayor vulnerabilidad económica y social.

Según los funcionarios, la medida inyectará al circuito económico bonaerense 2.200 millones de pesos, fomentando el “compre local”.

Durante los operativos de entrega de tarjetas, se brindan cursos de nutrición y de salud, ya que “el objetivo central de esta política es que haya más alimentos para las familias, y que los chicos coman mejor”, explicaron.

Kicillof y Arroyo estuvieron acompañados en la presentación por la ministra de Desarrollo Social bonaerense, Fernanda Raverta; y el presidente del Bapro, Juan Cuatromo.

Previo Los Pumas 7s realiza su pretemporada
Siguiente Insaurralde: "Es inaceptable la actitud irresponsable de los Intendentes de Cambiemos”