Crimen en Villa Gesell: Para el fiscal hubo “premeditación”

Walter Mércuri consideró que los acusados "tenían un plan" al atacar a Fernando Báez Sosa (19), por lo que pidió la detención formal de todos ellos.

El fiscal y titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de General Madariaga, Walter Mércuri, que dispuso la aprehensión de 11 sospechosos por el crimen de un joven asesinado a golpes durante una pelea a la salida de un boliche en la localidad balnearia de Villa Gesell, consideró este domingo que los agresores actuaron con “premeditación” y aseguró que dos de ellos “ultimaron” a la víctima, Fernando Báez Sosa, cuando estaba en el piso.

En las próximas horas se llevarán a cabo las indagatorias que estarán a cargo de su colega Verónica Zamboni, titular de la UFI de Villa Gesell y donde recaerá la causa, ya que él intervino inicialmente porque estaba de turno.

En base a los elementos recabados hasta el momento, Mércuri imputó a los 11 jóvenes del delito de “homicidio agravado por participación premeditada de dos o más personas”, que tiene una pena en expectativa de prisión perpetua.

El fiscal detalló en declaraciones a Crónica TV que dos de los aprehendidos fueron imputados en calidad de “coautores” porque “según se ve clarito en las imágenes” que son quienes “ultiman a la víctima cuando está en el piso”, mientras que los nueve restantes están acusados de ser “partícipes necesarios”.

“Estas personas sabían perfectamente lo que hacían, cuando salen van directamente a buscar a la víctima. Sabían quién era, lo localizaron y fueron a buscarlo, por eso la calificación. Ellos ya tenían el plan de ir a buscar a la persona”, indicó.

Último detenido

En cuanto a la aprehensión de Pablo Ventura (21), localizado el sábado por la tarde en Zárate, el fiscal señaló que si bien “todavía no se probó absolutamente nada porque no declaró”, los investigadores tenían información de que “se iba a ir fuera del país”.

Sin embargo, esto fue negado rotundamente por José María Ventura, padre del joven, quien aseguró que su hijo estuvo en Zárate, donde reside junto a su familia, todo el tiempo y nunca fue a Villa Gesell.

Respecto de la investigación, el fiscal Mércuri dijo que “de no haber podido obtener todos los elementos incautados hubiera sido muy difícil” avanzar en la identificación de los imputados y en ese sentido detalló que se secuestró “ropa con manchas de sangre, y ropa que coincide con lo que se ve en los videos”.

Previo Presión alta, uno de los cambios en Los Andes
Siguiente Lomas: Juntos por el Cambio pide que el Consejo contra el Hambre incluya a más sectores