Caso Albornoz: El juicio se postergó hasta fines de marzo

Por “cuestiones de agenda del Tribunal y las partes”, arrancará el viernes 27. “Confío en que les van a dar la pena máxima ya que hay suficientes pruebas”, aseguró la madre de la víctima sobre los tres acusados.

El juicio por el crimen de Ariel Albornoz, asesinado el 26 de diciembre del 2017, debía comenzar el 18 de febrero pero se postergó hasta el 27 de marzo. El proceso estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 8 de Lomas de Zamora y por el hecho serán juzgados Miguel Pedro Pascua, Carlos Ezequiel Gómez y Matías Mansilla, acusados de “homicidio agravado y robo agravado”. 

Según informaron fuentes judiciales, el comienzo del juicio se postergó por “cuestiones de agenda del Tribunal y las partes”.

“No me parece mal la postergación porque quiero que los fiscales trabajen tranquilos para poder hacer justicia por mi hijo. Pero necesito que empiece cuanto antes para que esos asesinos paguen por lo que hicieron y mi hijo pueda descansar en paz, quiero que todo termine porque es muy doloroso pasar por todo esto, es remover día a día todo de nuevo”, sostuvo Andrea Ortiguera, la madre de la víctima, en diálogo con Info Región.

Respecto de las expectativas para el juicio, fue contundente: “Confío en que les van a dar la pena máxima ya que hay suficientes pruebas para que eso pase”.

EL HECHO

Gustavo Ariel Albornoz fue asesinado de un disparo en el tórax la noche del 26 de diciembre del 2017 en Ingeniero Budge. Pese a que en principio la Policía especuló con un presunto caso de ajuste de cuentas relacionado a una disputa entre bandas, más tarde se pudo corroborar que la víctima había sido abordada con intenciones de robo por otros sujetos, cuando circulaba a bordo de su moto por la esquina de Iparraguirre y Sebastián El Cano.

Albornoz se habría resistido, por lo que uno de los asaltantes le disparó y huyó del lugar sin concretar el robo. Finalmente, Ariel murió.

Previo El viernes continuará la paritaria de judiciales
Siguiente Lomas: “La violencia se ha acrecentado, es un flagelo de los últimos cuatro años”