La producción y exportación de carnes aumentó en 2020, aunque el consumo bajó

Así lo develó un informe realizado por la Fundación Mediterránea, que precisa que la producción y la exportación alcanzaron una nueva marca máxima de los últimos 40 años.

La producción y exportación de carnes -bovina, aviar y porcina- mostró una mejora en 2020 respecto del 2019 y de esta forma alcanzó una nueva marca máxima de los últimos 40 años, al tiempo que registraron una baja en el consumo en el mercado local.

“La producción de las tres carnes habría llegado a 6,04 millones de toneladas, unos 133,6 kilos promedio por habitante, mientras que las exportaciones a 1,19 millones (26,4 kilos per cápita)”, precisó un informe de la Fundación Mediterránea titulado “El desempeño de los mercados de carnes en el 2020”.

El trabajo precisó que estos valores del consolidado, tanto los absolutos como los relativos -volúmenes por habitante-, son levemente superiores a los del 2019 pero además fueron un nuevo récords para los últimos 40 años. “Desde mediados de la década de los ’70 hasta el presente, nunca habíamos producido ni exportado tanta proteína animal”, agrega el informe.

En lo que refiere al consumo medio, la suma de las tres carnes cerró 2020 en 108 kilos por habitante, levemente por debajo de 2019, cuando se ubicó en un promedio de 108,8 kilos.

“El dato quizás más relevante aquí, por su impacto simbólico, es el consumo de carne bovina, que se habría ubicado en 49,7 kilos per cápita, el registro más bajo desde hace décadas (al menos 50/60 años). Por el contrario, el consumo de carne aviar (el registrado por los organismos de control) se habría aproximado a 44,1 kilos per cápita, la cifra más alta de la historia”, detalló el trabajo.

En síntesis el trabajo señaló que la producción de las tres carnes creció en el 2020; la exportación creció en sólo dos de ellas (bovina y porcina) mientras que el consumo interno retrocedió en el caso de la carne bovina, pero se expandió (levemente) en las otras dos carnes.

En cuanto a los precios el informe destacó que hubo “subas generalizadas”, tanto de animales como de productos finales, en términos reales (por encima de la inflación), particularmente concentradas hacia finales del año.

“A nivel del consumidor final, los cortes de carne bovina se ubicaron en diciembre 2020 un 74 por ciento arriba de los valores del mismo mes del 2019 (contra una inflación punta a punta del 36 por ciento); la carne aviar un 58 por ciento arriba (pollo entero) y la carne porcina un 59 por ciento” indicó el trabajo y agregó que en términos reales los incrementos fueron de 28 por ciento para la carne bovina, de 16 por ciento de carne aviar y del 17 por ciento carne porcina.