Conquistadoras: Mujeres argentinas en lucha, un repaso histórico y emocionante


En detalle

Dirección 9.5
Guión 8.0
Iluminación 8.9
Diseño de sonido 8.0

Conquistadoras: Mujeres argentinas en lucha es un documental prensado, dirigido y producido por la agrupación feminista-socialista Somos, que hace un recorrido histórico a través de las más destacadas conquistas legislativas logradas por las mujeres argentinas.

“Recuerden que los verdaderos derechos se deben conquistar” es la frase de Alicia Moreau elegida para la apertura de este documental, sentando así las bases del camino que irá construyendo a lo largo de sus 50 minutos de duración. Desde el comienzo la idea que se pretende es remontarse a las bases de la historia para poder hacer una construcción lineal y lógica que decante en la realidad actual, por lo que se establece una línea de tiempo cuyo primer hito a destacar ocurre en 1889, y hace referencia a la graduación de la primera médica mujer del país, que comenzó a abrir y allanar el camino de la Educación Superior para las mujeres.

El primer pantallazo por la historia que realiza el documental recorre momentos como la sanción de la Ley de trabajo femenino infantil, el primer congreso femenino, la Ley de voto femenino, la organización de abuelas y madres de Plaza de Mayo, el primer Encuentro Nacional de Mujeres y la Ley de Divorcio. Cada una de estas conquistas está contada con su respectiva explicación breve de los hechos, y con material de archivo de la época correspondiente, tanto videos como fotos de las mujeres organizadas que lograron llevar a cabo para ellas y para todas las que vendrían,  las conquistas de derechos mencionados.

A partir de ahí comienza a hablarse realmente de los temas en los que se apunta a profundizar en esta producción, que son más bien los derechos y las leyes adquiridas por y para mujeres en los últimos 15 años. Así arranca el relato poniéndonos a tono con el primer tema de muchos en los que ahondará: las redes de trata. Esto está acompañado no sólo por imágenes que van siguiendo el hilo de lo que se narra, sino por voces en off de testimonios de mujeres víctimas de estas redes, noticias en los diarios y relatos de los noticieros. Este es el momento exacto del documental en el que se establece el clima y el tono  que manejará hasta el final: crudo y escalofriante, pero contrapuesto con una reivindicación de la fuerza y la lucha de la mujer que logra emocionar e interpelar hasta los huesos.

conquistadoras 2

Todo lo descarnado que resulta el relato de la realidad y las vivencias de las mujeres sólo por el simple hecho de serlo, está contrastado por imágenes de un profundo compañerismo, solidaridad y unión. Esta decisión no es casual, y resulta acertada, porque el subtexto del documental no apunta a quedarse en un regodeo de la injusticia o una romantización del dolor y de la pérdida, sino a mostrar a través de imágenes, fotos y videos que retratan desde adentro cómo todo lo anteriormente mencionado lejos de debilitar, ha fortalecido a las mujeres como grupo, generando un nivel de unión, hermandad, consciencia y lucha sostenida a lo largo de décadas, que sin dudas constituyen el motivo de que se hayan logrado todas las conquistas que se van relatando aquí.

Uno de los puntos más destacables de este documental es su accesibilidad. En un contexto social en el que la inmediatez y el auge de las tecnologías que la habilitan y la proveen, las producciones de larga duración no suelen tener mucho éxito. A esto le sumamos que el documental como estructura cinematográfica tampoco es una de las más elegidas, ni en la que los productores apuestan. Pero Conquistadoras entiende estos dos puntos y nos entrega 50 minutos de dinamismo constante, información clara y precisa y emoción. Es ideal como documental periodístico pero también como informativo, ya que constituye un compilado del que todos tendríamos que tener conocimiento, no sólo a nivel histórico sino a nivel humano, con punteos claros de las ideas centrales de cada temática que va tratando, palabras clave, definiciones breves y de fácil entendimiento. Es por esto que debería considerarse realmente una opción interesante y viable para ser difundida en instituciones tales como colegios secundarios, para que niñas y niños en formación puedan tener un acercamiento con todo lo que esta producción intenta y sin dudas logra transmitir.

Como en todos los procesos que requieren investigaciones y que se nutre de afirmaciones fácticas, documentales como este necesitan tener un sustento legítimo en cuanto a quién dice qué. Este punto se cumple a la perfección, y establece una bajada muy clara: todas las entrevistas están hechas a mujeres, y si hasta ahora no había quedado claro, se confirma que fue pensado y realizado por y para mujeres. Esto hace que el nexo entre la información que se expone, quien la narra y el espectador, esté atravesado por sensibilidades que hacen aún más interesante el proceso de saber. Lo llamativo es que quienes explican y dan cátedra no sólo son antropólogas, pensadoras, periodistas o antiguas fundadoras de movimientos feministas, sino también mujeres jóvenes, activistas, aquellas que toman las calles, las escuelas, que difunden y comparten sus experiencias desde la empatía y desde la identificación. La fuerza que toma el discurso de la película, está articulada por las diferencias y similitudes de un grupo heterogéneo de mujeres que luchan desde sus espacios y a su manera.

Ficha técnica

Título original: Conquistadoras, mujeres en lucha
Año: 2021
Duración: 50 minutos
Género: Documental
Dirección: SOMOS
Guión: Julieta Barretto, Valeria Bentolila, María Cecilia DomínguezReparto: Nahuel Pérez Biscayart, Cristian Borges,
Dónde ver: Flow