El oficialismo convoca a una sesión para tratar el alivio fiscal


La Cámara de Diputados tendrá el miércoles en una sesión especial para discutir el proyecto que que busca dar un alivio fiscal a unos 4,5 millones de monotributistas, una reunión sesión que fue solicitada por el jefe del bloque del Frente de Todos, Germán Martínez, y otros legisladores oficialistas.

De este modo, a partir de las 11 del miércoles 15 los diputados comenzarán a debatir los proyecto que impulsa el titular de la cámara, Sergio Massa, una reunión que estaba prevista para este jueves, pero que el viaje del líder del Frente Renovador a los Estados Unidos hizo que se retrasara la discusión en el recinto.

Tras el dictamen de mayoría en la comisión de Presupuesto y Hacienda, conseguido por el oficialismo, la iniciativa quedó lista para ser tratada en el recinto donde confrontará con la propuesta de Juntos por el Cambio que presentó un dictamen de minoría porque asegura que se mantiene una brecha entre los monotributistas y los autónomos en lo que refiere al mínimo no imponible de Ganancias.

La urgencia para sancionar este proyecto tiene que ver con la necesidad de que ambas cámaras aprueben esta norma antes del 1 de julio, que es la fecha a la cual se propone el adelantamiento de los ajustes de los topes de facturación para cada una de las categorías de monotributo, situación que estaba prevista para fin de año.

El aumento estipulado es del 29,2 por ciento que es el incremento que percibieron las jubilaciones en el primer trimestre de este año. Se actualizan las escalas y topes máximos de facturación por categoría pero no se modificarán las cuotas que pagan los contribuyentes.

El aumento busca evitar que un monotrobutista o autónomo salte a otra escala (o quede afuera del Régimen Simplificado) y pague una alícuota mayor solo por el hecho de facturar más nominalmente como consecuencia de la inflación.

La medida, estiman en el Frente de Todos, impactaría positivamente en la situación económica de la mayoría de los 4,5 millones de monotributistas y 140.000 autónomos que hay en todo el país.

Para el universo de trabajadores autónomos o independientes la propuesta es incrementar las deducciones de manera tal que el mínimo no imponible quede más cerca del que tienen los empleados en relación de dependencia.

Así, la deducción especial para los autónomos representaría dos veces la ganancia no imponible, pasando la deducción de $505.129,66 a $757.694,52.

Para este universo de independientes con facturación de hasta 8 millones, se estima un ingreso adicional de bolsillo promedio de 52.000 pesos anuales producto del alivio fiscal.